skip to Main Content
Menú

LIBRO DE LA SEMANA: “Lolita”

lolita4

¿Sabes por qué le dicen “lolita” a la vecina?, ¡aguas!, tu próximo apodo puede ser el “pisa loncheras”.

No sabía si era pertinente escribir sobre una novela que relata la historia de un padrastro que se enamora de su hijastra de 12 años; puesto que mis valores –un poco tradicionales– me limitan en esta etapa de mi vida. 

Sin embargo, no puedo dejar de mencionar mi obsesión y trauma que tuve después de leer Lolita de Vladimir Nabokov (1955). Duré como un mes hablándole a mis amigos sobre la maravillosa obra que este ruso creó. 

gossip

Las dudas sobre este Libro de la Semana no solo eran sobre mis valores, también tenía dudas sobre mi capacidad de reseñar algo que estuviera a la altura de esta obra que a mi parecer es una de las más importantes del mundo contemporáneo. Pues no solo es una historia bien creada, la narrativa es deliciosa y la capacidad que tiene el autor para componer palabras y referencias, tan sutiles como sensuales, es excepcional. 

Son tantos los temas que abarca esta obra que tal vez nos sentimos confundidos sobre de qué va o para dónde se mueve. Hace unos días tuve una discusión donde me preguntaban por qué alguien querría contar la historia de un pedófilo. Y he aquí lo que me más me sorprendió: durante un buen rato de la novela yo perdí de vista que estaba leyendo la historia de un criminal. Imaginen la capacidad narrativa que tiene Nabokov para hacernos olvidar que lo que leemos “no es  normal”: un señor de 40 años se enamora de una niñita de 12 años con quien tiene sexo.

lolita

Y sí, así me pasó. Durante más de la mitad del libro yo tenía una lucha interna sobre lo que leía, ya que la prosa de Nabokov es tan íntima que uno piensa que las acciones del profesor Humbert son por amor y que Lolita estaría desprotegida sin él. Sentí compasión, sentí que la amaba y que solo quería protegerla. Hasta que el propio Humbert hace referencias sobre que nunca logró hacerla sentir placer durante todo el tiempo que estuvieron juntos, que simplemente Lolita dejaba que él se quitara las ganas mientras ella pensaba en revistas y los miles de dulces que obtendría a cambio.

Por otro lado, Nabokov hace un juego mental muy grande en la introducción y las conclusiones de su libro –no son conclusiones, más bien son notas sobre la novela–. Él inventa un personaje que escribe la introducción y al final dice que es él: el propio Nabokov. El ruso utiliza el anterior recurso para criticar su novela diciendo que muchos lectores no van a lograr culminarla debido a que es larga y que a algunos les parecerá aburrida. Pero, Nabokov argumenta que la esencia de Lolita son esos detalles que solo los lectores empedernidos lograrán capturar: Lolita leyendo sus revistas, Humbert describiendo su sensual juego de tennis y las horas y horas de viaje que hacen por todo Estados Unidos.

lolita2

Cuando terminé de leer Lolita caí en cuenta que acababa de leer una novela narrada en Estados Unidos y escrita por un Ruso. Pero no solo eso, también es una obra que fue escrita en inglés y que utiliza varios elementos socioculturales estadounidenses que no se siente que un extranjero sea el responsable de crear semejante obra de arte. Parece ser que Vladimir Nabokov escribió la gran novela gringa: los suburbios de los gabachos, los valores que enseñan en las escuelas, las reuniones con los vecinos y sus habladurías.

lolita

¿Por qué te latería leer Lolita? porque te vas a encontrar con muchas referencias lingüísticas truculentas, encontrás un sinfín de escenas sexuales –la mayoría en la cabeza de el profesor Humbert–, vas a recorrer todo Estados Unidos en coche y en compañía de una niña seductora, conocerás todos los hoteles de paso y podrás entender la cultura americana desde el punto de vista de un romántico empedernido por las menores de edad. (guiño).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *