skip to Main Content
Menú

5 FORMAS DE SER SEPULTADO SEGÚN EDGAR ALLAN POE

POR ERICK YÁÑEZ | OCTUBRE, 2016

Mi primer acercamiento a Edgar Allan Poe fue a través de Los Simpson. Bueno, en realidad, Los Simpson me han acercado a un sinfín de cosas a través de sus referencias popculturales, pero fue La casita del árbol del terror #1 lo que me introdujo por primera vez al Maestro de Baltimore.

Y a decir verdad, me gusta más M.R. James, y Lovecraft, y Stoker y Stevenson, pero veo de dónde viene su indisputable título del padre del terror moderno. Antes de Poe, si bien existía ficción de terror sobrenatural, esta tenía moho de los barcos al altamar y óxido de cadenas fantasmales. Después de Poe, el terror se volvió más mórbido y real, y se alejó de lo romántico de la literatura gótica. Sí, entramos a terrenos de tripas, crímenes, locura y una constante perpetua: la muerte.

La muerte en los cuentos de Poe es tan esencial que resulta bastante irónico que en su relato final, la crónica misma de su propio fallecimiento, esté inconclusa, y que nadie sepa cómo y por qué diablos se murió Poe. Solo lo encontraron delirante, caminando por las calles de Baltimore, y murió en el hospital del Washington College en octubre 7 de 1849.

Resulta una lástima que nadie se haya enterado de sus últimos deseos. ¿Qué tal que quería ser sepultado tal cual terminaron varios de sus personajes?

gifpoe12fps

Erick Yáñez

Comunicólogo y todólogo que todavía se esconde bajo las sábanas, fanático de toda ficción que mind-fuckee. Productor de Psicofonías y editor de Libertimento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *