skip to Main Content
Menú

Bueno para nada: persona que no ayuda y para colmo estorba (RAE)

BUENO PARA NADA

durden

Ilustración de Daniela Santaella.

Gracias por juzgarme mamá

Ha llegado el momento de desmentir la afirmación pasada. En estos días un “buenoparanada” puede ser desde un político, un director de alguna televisora y hasta un escritor de columnas en Libertimento, y no por eso significa que no aporte nada a su entorno.

Muchos han sido los cuestionamientos que he recibido. ¿Por qué “buenoparanada”? En primer lugar, ubiquemos a los “buensoparanada” como una subcultura, cuya principal actividad es ver la televisión. Este grupo de personas se alimenta en gran medida de los materiales que a diario nos ofrece la TV, y que sin importar cuál sea el tema, canal, conductor o actor, “el buenoparanada” los acepta.

La principal virtud del “buenoparanada” es la observación, tiene una gran capacidad de saber lo que está sucediendo en la tele a pesar de que éste no la esté viendo y sólo la esté escuchando. Este grupo de personas han desarrollado un sentido televisivo impresionante, capaz de detectar; y lo peor de todo, de consumir, cualquier tipo de programas, desde los que tocan temas pésimos y sin interés; es decir: TV basura, hasta los más interesantes y complejos.

Los “buenoparanada” son muy curiosos, tienden a cuestionarse constantemente lo que les ocurriría si no tuvieran a la TV como medio distractor. Lo que no saben es cómo aprovechar este cuestionamiento y convertirlo en crítica, no se dan cuenta que ellos tienen una arma muy poderosa llamada razón, que con todo lo que se ha alimentado se vuelve todavía más letal.

Por ese motivo decidí nombrar esta columna “buenoparanada”, en honor a los que un día me dijeron que ver la tele no me iba a dejar nada bueno, que buscara algo de provecho, sin saber que las mejores críticas, los más profundos cuestionamientos y las mejores opiniones me las ha dejado la televisión.

Es nuestra obligación dejar de ser unos “buenosparanada” pasivos y convertirnos en unos “buenosparanada” pensantes, siempre con la pauta de que debemos analizar la televisión, de que debemos consumirla pero también criticarla. De alzar la voz si algo no nos gusta y no sólo quedarnos sentados a ver más de lo mismo, ¿o no Otro Rollo? ¿o no Big Brother? ¿o no Parodiando?

Big Brother 2015

Es responsabilidad del “buenoparanada” analizar el cambio de canal, criticar de manera responsable los contenidos y manifestarse a la menor provocación. Se debe dejar de consumir por consumir y dar paso al consumir para crecer. Convirtámonos en ese “buenoparanada” al cual le preocupa su entorno, aquél que ve más allá de lo evidente y mucho más importante, en un “buenoparanada” con opinión. Y sí, ahora si mamá, soy un “buenoparanada”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *