skip to Main Content
Menú

¡Camping monstruoso! Algunas películas a evitar si vas a internarte en el bosque

PSICOFONÍAS

Psicofonías es la columna del podcast del mismo nombre. Muéstrales tu amor escuchando ‘Enterrados En Vivo’ todos los martes a las 10 de la noche por Bizarro.Fm

Zdzisław Beksiński – 169

Zdzisław Beksiński, pintor Polaco, imaginaba el infierno como un campamentito feliz.

Imagina un bosque plagado de peligros, inhóspito, imposible de atravesar por tu cuenta.

No hay civilización a días caminando, nadie que te escuche y te pueda auxiliar si necesitas ayuda. Eso era lo común para nuestros ancestros; salir a buscar comida era una tarea con muchos riesgos y dificultades.

Cuando caía la noche, lo único que nos podía proteger de las criaturas que rondaban a nuestro alrededor era el fuego: eso mantiene a raya los peligros de la noche casi siempre. Así que desde tiempos remotos, el refugio era hacer un fuego y colocarse alrededor de él, confiando que sería suficiente para protegerlos de lo que rondaba en los alrededores.

blair_witch-international-trailer-screen1

The Blair Witch Project (Eduardo Sánchez, Daniel Myrick, 1999)

Casi podemos imaginar a estos antepasados lejanos, tan diferentes y a la vez tan similares, acurrucados alrededor de las flamas que los protegen y arrullan. No es difícil de imaginar que después de quejarse del clima, de la presa que escapó y de lo cotidiano, comenzaran a aburrirse. Fue entonces cuando a uno de ellos se le ocurrió contar una historia.

Y desde entonces no hemos parado de narrar historias.

Aquelarre – Coven – Brujas (12)

Los aquelarres a fin de cuentas son como campamentitos en honor a Satanás.

Claro que en esos tiempos, los cuentos debían girar más hacia los peligros de esa época: el lobo, el oso, perderse en el bosque. Hoy en día hemos superado tantos de ellos y a la vez, seguimos teniendo tantos miedos. Estos cambian de forma, pero siguen siendo similares. Lo desconocido, lo incomprensible, lo monstruoso que acecha afuera, más allá de la luz de la fogata.

Cuando salimos de la comodidad de nuestro entorno y entramos a lo desconocido, los miedos comienzan a aflorar; tantos milenios de instinto no se pueden borrar tan fácil. Así que cuando termina nuestra jornada, sea en una choza, en un pequeño cuarto de hotel en un pueblo lejano o en un campamento en la montaña. Comenzamos a contar historias de lo que tememos, de lo que añoramos. El inicio ya es conocido: “Esto le pasó al primo de un amigo…”, “Les voy a contar una historia que me contó mi abuelo…” Y de ahí procedemos a encontrarnos con lo fantástico, con lo increíble y con lo irracional.

Todos contamos historias, aunque no nos demos cuenta de ello. Porque todos vivimos en nuestra propia historia.

poi_gallery_image-image-c2050e24-5545-486e-8d08-38f843954dd9

El célebre campamento Crystal Lake de la serie Friday the 13th (Victor Miller, 1980)

Ahora, el género de horror le debe mucho a esos valientes cazadores que se adentraban a lo desconocido. El campamento es un lugar común en las historias. Por solo citar algunas películas que tocan el tema, no podemos ignorar la franquicia de Viernes 13, la cual desde 1980 nos ha presentado la historia de los pobres campistas que van al campamento Lago Cristal para ser asesinados por el fantasma de Jason.

Evil-Dead-Cabin

La cabaña de Evil Dead (Sam Raimi, 1981)

Deliverance (Amarga pesadilla en español, dirigida por John Boorman en 1972) es un filme de horror sin más monstruos que los humanos que viven cerca del río y atacan a los turistas. Evil Dead (Sam Raimi, 1981) narra la historia de unos jóvenes que se adentran en el bosque para pasar el fin de semana en la cabaña de un pariente y las cosas toman un giro grotesco e inesperado.

Cabin in the Woods (Drew Goddard, 2012) toma la clásica situación y le da un giro poco convencional con entidades oscuras y rituales antiguos. Antichrist (Lars Von Trier, 2009) es más psicológica, pero cae en el horror también.

La lista es amplia y diversa, pero siempre es gente normal que se adentra en lo desconocido y sufre un encuentro con lo que habita ahí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *