skip to Main Content
Menú
Editamor

EDITORIAL

No queremos comenzar este número diciendo que el amor mueve al mundo o que mejor hagamos el amor y no la guerra. La verdad es que ya nos cansamos de esas frases, porque ni el amor mueve al mundo y las guerras también se hacen por amor. Y esas guerras sí merecen ser peleadas a capa y espada.

El amor puede ser algo tan formal como el trabajo, el matrimonio o los lazos familiares, pero también algo tan común como para compartirlo con quien se te dé la gana y como quieras. Al fin y al cabo el amor te pertenece. Si quieres, el amor puede ser un superpoder para salvar a los demás o un arma mortal para acabar con tu peor enemigo.

Sexo, desamor, homosexualidad, primer amor, amor perfecto, telenovelas, baladas románticas, chismes de amor y demás mieles sobre azúcar es lo que contiene esta caja de chocolates hechizados que se nos ocurrió bautizar como El amortz.

Oh el amortz, Oh el amortz.

¡Qué comiencen los violines!

Las columnas