skip to Main Content
Menú

¡100 años de Roald Dahl y lo celebramos con la llegada del BFG!

The-BFG-Wide-Poster

El BFG de Steven Spielberg es visualmente increíble. 

Una de las primeras películas que recuerdo haber visto en el 5 fue Las brujas, me impresionaba en verdad lo feas que eran y como transformaban a los niños en ratones (¿o ratas?) a la menor provocación. Además en verdad no entendía cómo lograban hacer como que se quitaban la piel para que aparecieran sus verdaderas caras. Para mí fue esa de esas películas que vi una y otra vez en el 5 y en donde me la pusieran.

Otra de esas grandes películas de mi infancia que hasta la fecha sigo viendo en Disney Channel es Matilda y es que quién no ha soñado con poder poner a los adultos en su lugar y mover cosas para poder lograr esas fantasías que de niño teníamos. ¿Mi escena favorita? Matilda bailando sola en la casa, aprendiendo a controlar sus poderes.

MATILDA

¡Acéptenlo, Matilda es lo más!

Lo que nunca supe es que estas dos historias que tanto me gustaban de niña, se desprendían de las creaciones de un mismo autor: Roald Dahl. Uno de los grandes de la literatura “infantil” (infantil entre comillas porque su poesía y sus textos tienen la calidad de cualquier autor “para grandes”). Este año se cumplen 100 años del nacimiento de este escritor y además esta semana se estrena The BFG que como todas sus historias es una mezcla perfecta de aventura con elementos obscuros. Y es que Roald Dahl fue uno de los primeros autores de literatura infantil en utilizar el humor negro, en cuestionar la “bondad” natural de los niños y mejor aún, en escribir sobre lo terrible que los adultos pueden ser: Una maestra que golpea niños y abusa del poder, unos papás estúpidos e ignorantes, un loco en una fábrica de chocolates con actitudes bastante egocéntricas, entre muchos otros personajes que ponen en tela de juicio la relación niño-adulto que siempre se había presentado en los cuentos, en los que los “grandes” eran los que sabían… solo por ser adultos.

DAHL

Ninguno de los personajes de Dahl es completamente bueno o malo.

Y es que la mente de Dahl, según cuenta su propio publicista, era la mente de un mago que hechizaba a todo el que lo escucha y leía. No hay que olvidar que Dahl no solo es el padre de Matilda, Las Brujas, Charlie y la fábrica de chocolates, James y el durazno gigante, entre muchos otros. Rolad D. también escribió varios cuentos de terror para adultos y de hecho su primer libro infantil fueron Los Gremlins. Sí, estas “tiernas” criaturas son una creación de Dahl, el libro se publicó en 1943 y fue un encargo del mismísimo Walt Disney para poder tener una historia que filmar.

The BFG sigue esta tradición de magia, encanto, misterio y obscuridad. En un pequeño escrito, la hija de Dahl: Ophelia, recuerda cómo surgió la historia de El buen amigo gigante. Todas las noches Roald Dahl subía a la habitación de sus hijas a contarles un cuento. ¡Así, casual! Típico que tu papá es el mejor autor de literatura infantil y todas las noches inventa historias para que puedas conciliar el sueño. Una de esas noches, Ophelia le contó a su papá que no la estaba pasando bien en la escuela:

Lo miré como se quedo pensando. No dijo nada por unos segundos, luego empezó a contarnos acerca de unos polvos mágicos que entraban a los cuartos a través de una larga pipa. Esos polvos mágicos hacen maravillas en tu cerebro mientras duermes. Claro que nos lanzamos sobre él para obtener más información: ¿Cómo funcionan? ¿Quién tiene la pipa? Siguió pensando y no nos contestó de inmediato. Después nos dijo que esos polvos eran extraordinarios y podían funcionar para cualquier problema desde los matemáticos hasta las conspiraciones. Su cerebro lo absorbe y hace que tengan sueños poderosos que cambian la manera en la que piensas. (Ophelia Dahl)

CONTINÚA ABAJO…

TE PUEDE INTERESAR: 112 años de Dr. Seuss

Esa noche, más tarde, su hija escucho como algo golpeaba en la venta. En ese momento no lo entendió, pero era el mismo Roald Dahl, que después de abandonar el cuarto, había subido a la ventana con la ayuda de una escalera para poder echar los polvos mágicos. Así fue como nació la idea para el BFG.

BFG

Las ilustraciones de The BFL, como casi todas las de los libros de Dahl, estuvieron a cargo de Quentin Blake.

¿La película? Como ya es costumbre de Disney, Steven Spielberg y su equipo han decidido suavizar los elementos obscuros de Dahl para favorecer una historia que muestre un lado más positivo. El resultado es bueno y visualmente es una joya, dejando ver la dirección de Spielberg quien muchas veces abandona las tramas compleja y opta por apostarle a los efectos y lo visual; lo cual logra de manera magnifica en esta película mezclando el live-action con la pantalla verde, CG y efectos motion-capture. Uno de los aspectos a destacar es la caracterización que Markus Rylance hace del gigante amigable. Probablemente su gran logro sea poder plasmar en pantalla la personalidad de éste personaje.

Con todo y adaptación, The BFG tiene un buen resultado. No, no es el libro pero probablemente es una terquedad de nosotros los lectores querer que el cine tenga el mismo resultado que la literatura. La magia de Dahl es aterrarnos y al siguiente segundo sacarnos una sonrisa y esta película lo logra. No cabe duda que las narrativas de Dahl se prestan para hacer cine y se necesita ser muy idiota para destruir estas historias que tienen todo para ser perfectas en pantalla… Sí Tim Burton, te estamos hablando a ti que junto a la pésima actuación de Johnny Deep lograron hacer caca de la fábrica de chocolate, siendo probablemente la peor adaptación de uno de los libros de Dahl. Por lo demás no nos podemos quejar.

CHARLIE

Sí, ya sabemos que te vale madres nuestra opinión Johnny.

PARA LEER MÁS

Lorena Salcedo

Estudió una maestría en comunicación y terminó amando la literatura infantil, y no cualquiera, sino la que está llena de ilustraciones. Es glotona y siempre quiere pizza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *