skip to Main Content
Menú

El capítulo perdido de “Charlie y la fábrica de chocolate”

Charlie-and-the-Chocolate-Factory-by-Roald-Dahl

Roald Dahl dedicó Charlie y la fábrica de chocolate a su hijo Theo después de haber sido atropellado por un taxi en Nueva York, Theo se encontraba en la carreola.

Como en muchas novelas, "Charlie y la Fabrica de chocolate" sufrió varias modificaciones antes de publicarse. La obra de Roald Dahl tuvo varios cambios a lo largo del tiempo.

De acuerdo a Barbara Basbanes Ritcher, experta en literatura infantil y editora profesional neoyorquina, 

El capítulo fue borrado en 1963 debido a su contenido excesivamente gráfico.

El capítulo al que se refiere Barbara Basbanes fue encontrado en 2014 –50 años después de la publicación de Charlie y la fábrica de chocolate (1964)– y lleva por título “Vanilla fudge  room” (“Habitación de vainilla”), el texto reapareció en la historia mostrando a 8 niños –3 niños más que en las antiguas versiones–  en el cuarto de la montaña mágica de vainilla. Se cree que “Vanilla funge room” se encontraba en el segundo draft de la novela como el 4º capítulo, tiempo en que Charlie y la fábrica de chocolate aún se estaba horneando.

Como chisme: es importante decirles que en los primeros drafts de Charlie y la fábrica de chocolate el total de boletos para entrar a la fábrica de Willy Wonka eran 10, no 5 como en las actuales versiones. Y como dato curioso: a lo largo de las múltiples ediciones de Charlie y la fábrica de chocolate los oompa loompas mutaron de ser pigmeos africanos (1973) a caracterizarse como hippies.

oompa-loompas

Charlie y la fábrica de chocolate fue acusado de racista ya que los oompa loompas lucían más como esclavos que trabajadores de Willy Wonka.

Durante el capítulo mencionado Willi Wonka invita a los niños a escalar la montaña de vainilla para que prueben de su magnífico sabor una vez hayan llegado a la cima. Sin embargo, al pie de la montaña, éstos se encuentran con un tren en el cual está prohibido jugar. Aquí es cuando dos chicos desobedecen: Timmy Troutbeck y Wilbur Rice, personajes que ya no figuran más en las ediciones contemporáneas, y como lo explica Basbanes, ambos suben al tren y salen disparados por un hoyo

“al cutting room, donde los dulces se cortan en trozos pequeños. Los padres [que acompañan a los niños en la fábrica de chocolate] están horrorizados de que sus hijos puedan ser cortados en pedazos”

Una vez en el cutting room (“cuarto de cortado”) los niños son separados de sus padres, donde los chicos son tratados con brutalidad gracias a su mal comportamiento.

Otro dato curioso: era bien sabido que Roal Dhal el autor a los niños codiciosos, mimados, ignorantes y adictos a la televisión, lo anterior le proporcionó –seguramente– una base argumentativa para Augusto, Veruca , violeta y Mike.

FOTONNIÑOS

Charlie Bucket (suéter café y negro), Augusto Gloop (rayas blancas y rojas), Veruca Salt (ropa elegante), Violeta Beauregard (ropa derportiva) y Mike Teavee (playera negra).

Basbanes cuenta que los editores de Roald Dahl sintieron que el capítulo era muy controversial y por tal razón decidieron borrarlo de la historia; pero no obstante tal hecho, Basbanes hace una pregunta perfecta ahora que el capítulo ha sido agregado a los ediciones actuales (me parece que solo en inglés): ¿El tono del libro cambió por la inclusión de “Vanilla funge room”?

“Apenas. La historia [de Charlie y la fábrica de chocolate] todavía está repleta de peligros para los jóvenes insubordinados y groseros. A pesar de todo el peligro que les espera a los visitantes de la fábrica de Willy Wonka, el libro sigue siendo una de las contribuciones más perdurables y queridas a la literatura infantil del siglo XX.”

Es muy cierto lo que dice Basbanes, puesto que la literatura de Dahl está repleta de momentos “incómodos” donde los villanos son adultos horribles en contra de huérfanos con un sentido del humor negro. Así son las historias de Roal Dahl: políticamente incorrectas, subversivas y al límite, muy parecidas a nuestra realidad, ¿no lo creen?

PARA LEER MÁS

  • (En inglés).”Roald Dahl And Danger In Children´s Literature”, de Barbara Basbanes, 2016. 
  • (En inglés). “Lost chapter of Charlie and the Chocolate Factory published”, en theguardina.com, de Maev Kennedy, 2014.

Luis Mario Reyes

Soy zurdo y tengo el pie plano. A veces no puedo aprender nada, y eso me gusta. Editor en jefe de Libertimento y maestro de primaria retirado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *