skip to Main Content
Menú

El horror de las redes sociales: más desconectados que nunca

PSICOFONÍAS

Psicofonías es la columna del podcast del mismo nombre. Muéstrales tu amor escuchando ‘Enterrados En Vivo’ todos los martes a las 10 de la noche por Bizarro.Fm

Cat.146-Tres-Destinos-1956

Remedios Varo – Tres destinos

Todos estamos conectados, ahora más que nunca.

En tiempos antiguos, las noticias llegaban lentamente. Tus parientes que vivían en la otra aldea podían tener una fiesta y la invitación te llegaba varios meses después de que la enviaran. La comunicación era oral o escrita (si es que sabías leer) y se podía perder en el camino. Tu aldea era tu vida y no salías de ella mas que en contadas ocasiones.

Conforme la civilización se fue expandiendo y se colonizaron países más allá del mar, podían pasar años antes de que llegaran las noticias de una guerra u otra tragedia, estas llegaban por barcos lentamente. De nuevo, la aldea seguía siendo el centro, pero había otras personas más allá del océano con las que conservábamos contacto.

Eugene_Ivanov_2373

Eugene Ivanov – Telephone Line

A mediados del siglo XIX comenzaron a desarrollarse mecanismos de comunicación más eficientes como el telégrafo. Así podía uno recibir mensajes de ciudades lejanas en cuestión de segundos. Curiosamente en 1864 un dentista decidió aprovechar una oferta en envío de mensajes por telégrafo y mandó masivamente a todos los habitantes de Londres un anuncio de su práctica. Así nació el primer mensaje de spam. Igual que hoy, este causó enojo y molestia en las personas que estaba acostumbradas a recibir telegramas solo en situaciones importantes y no para anuncios comerciales. Si supieran lo que vendría luego.

Después del telégrafo vino el teléfono como un medio de comunicación personal, el cual comenzó en su versión fija. Cuando era niño mi madre nunca pensaba en llamarme ya que no cargaba un teléfono. Solo si estaba en casa de un amigo llegaba a ser necesario marcar para comunicarle donde me encontraba y a qué hora regresaba a la casa. Técnicamente podía pasar cinco horas sin un mensaje y nadie se estresaba por ello. Hoy en día nos pueden reclamar por no contestar un mensaje enviado hace diez minutos.

ca8e2485022d8254f64d8ec5169a6db9

Edward Hopper – Conference by Night (intervenida por Nastya Nudnik)

El internet vino a cambiar todo. Poco a poco comenzamos a mirar a la pantalla de la computadora para comunicarnos con otras personas a las cuales quizás nunca hemos visto en nuestra vida. Personas que creemos conocer a veces mejor que a nuestro vecino. La aldea se comenzó a expandir, convirtiéndose en una aldea global.

Hoy en día nos comunicamos por diferentes medios; mandamos fotos, videos, comentarios en diferentes plataformas. La gente nos lee y nos aprueba o reprueba sin siquiera conocernos a fondo. Ellos opinan y nos importa el ser aceptados por el grupo, sin importar que este sea virtual, ya que nunca los verás en persona.

thesocialnetworklrgw

Scott Partridge (Sin título)

Es increíble que en un momento de tal conexión, estemos tan desconectados de nuestro entorno. Podemos estar haciendo activismo recabando firmas con la intención de proteger al papagayo de cresta arcoiris del amazonas y ni siquiera saber el nombre del tendero. Vemos todo y a la vez es tanta la información que no vemos nada.

En cuestión de minutos podemos cambiar nuestra opinión sobre una persona cuando se descubre que abusó sexualmente hace 15 años a otra persona, o que participa en peleas de perros ilegales o porque aparece un video de él gritando comentarios racistas. Me recuerda mucho la novela de George Orwell, 1984, donde Oceanía y Estasia se encuentran aliadas contra Eurasia. En un segundo las noticias cambian, y ahora el rival es Estasia como si siempre lo hubiera sido, y la gente olvida por completo que hace una hora ellos eran nuestros amigos. El orador cambia el nombre del rival a medio discurso sin perder el aire, y la gente enfurecida arranca las banderas de Estasia. Orwell la escribió como una crítica al socialismo; curiosamente es más acertada a nuestra sociedad consumista.

Hace unas semanas salió la nota que el gobierno de China va a implementar un sistema de calificación social de ciudadanos basado en que tan bien percibidos son por sus compañeros. Las redes sociales como modo de calificar para méritos.

addiction-to-social-media-illustrations-brecht-vandenbroucke-18

Brecht Vandenbroucke (Sin título)

El cyber-bullying ha causado ya un par de suicidios. El ser acosado por alguien que no puedes ver ni enfrentar ha llevado a un par de adolescentes a quitarse la vida.
Tenemos la información, pero es tanta que no podemos procesarla. Nos hemos vuelto como Argos, el gigante de los cien ojos. Vemos todo y aun así nos engañan con facilidad.

Obviamente las películas han explotado este temor y podemos encontrar algunos ejemplos interesantes.

Disconnect (Henry Alex Rubin, 2012) es más bien un drama en el que se cuestiona la desconexión entre los seres humanos por las redes sociales.

#FollowFriday (Micho Rutare, 2016) trata precisamente sobre jóvenes estudiantes siendo víctimas de un asesino que los contacta en redes sociales.

Knit (Naoko Ogigami, 2016) nos cuenta la historia de un fantasma que te persigue en redes sociales, descubriendo tus secretos más profundos mientras te “teje” un regalo. Nadie sobrevive cuando te lo da.

Y claro, no puede faltar la serie inglesa Dark Mirror (Charlie Brooker, 2011 a la fecha), la cual toca temas relacionados con los medios masivos y la comunicación y ha sido llamada “La Dimensión Desconocida contemporánea”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *