skip to Main Content
Menú

El niño que debió morir. Parte 2

jk

La escritora J.K. Rowling es una de las mujeres más influyentes y ricas del planeta. Y no, no fue por acto de magia.

¿Será el dinero? ¿Será el sereno? ¿Será "el amor al arte" por escribir? J.k. Rowling y compañía -dígase Warner Brothers, Universal Studios, editoriales, etc– no dejan morir no solo a Harry Potter sino a la historia en sí, al universo mágico.

“WE KNOW IT’S NOT RIGHT, WE KNOW IT’S NOT FUNNY, BU WE’LL STOP BEATING THIS DEAD HORSE WHEN IT STOPS SPITTING OUT MONEY”

No es ningún secreto que Harry Potter es una fábrica de dinero. Según varias estadísticas, la marca Harry Potter tiene un valor de alrededor de 15 billones de dólares, de los cuales casi ocho vienen de las ganancias de las películas. Más de 450 millones de copias de los libros se han vendido desde la publicación de Harry Potter y la piedra filosofal en 1997; y sólo desde su fecha de publicación el 31 de julio y hasta el 10 de agosto, Harry Potter y el legado maldito vendió arriba de 4 millones de copias en Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá. Tan solo en 2014 J.K. Rowling reportó 13 millones de dólares en ganancias exclusivamente de sus ventas de libros electrónicos en Pottermore, el único sitio oficial para comprar los e-books de la serie.

Por lo tanto es bastante posible asegurar que Harry Potter no necesita producir más dinero, y sin embargo lo sigue haciendo.

giphy

Llega un punto en la publicación de los libros sucesivos a la serie original (incluso en ocasiones aquéllos cuyas ganancias van a Comic Relief, como Animales Fantásticos y Dónde encontrarlos), en donde uno empieza a preguntarse si la renuencia a que todo lo relacionado con Harry termine no se debe simplemente a la necesidad de ganar más y más dinero y ya no a la necesidad de satisfacer a un público lector o a un público espectador. 

Ya cuando se anunció en 2009 que la última película de la serie original iba a dividirse en partes uno y dos empezó a ser terriblemente evidente que se trataba de una estrategia para ganar más dinero. Sin embargo fue una estrategia que funcionó, y la segunda parte de Las reliquias de la muerte ganó más de 60 millones de dólares más que la segunda película más exitosa de la serie, La piedra filosofal. Más tarde la estrategia sería adoptada por series similares a la de Harry Potter, como Crepúsculo, Los juegos del hambre, y Divergente, aunque ninguna de éstas experimentaría el mismo éxito que Las reliquias, al punto que la última entrega de la serie de Divergente va a aparecer en televisión en lugar de cine, una vergüenza sin precedentes para una película de este tipo.

memehrry

Pocas semanas antes del estreno de Animales fantásticos se filtró en Internet la participación de Johnny Depp en un papel estelar, probablemente como el mago oscuro Gellert Grindelwald. A tan solo unos meses de que Depp fuera acusado de golpear y atacar emocionalmente a su esposa, este acto por parte de Warner Brothers no sólo parece ciego, sino, para algunos fans, incluso desconsiderado. En Twitter pronto empezó a decirse que aquéllos encargados de la realización de la película ya no conocían el material con el que están tratando, que una serie de libros y películas que hablan directamente en contra del abuso de poder, y del perdón a los abusos de poder, no deberían permitir que un abusador reconocido participe en ella. Sin embargo Depp, a pesar de sus deplorables trabajos recientes, sigue siendo una de las estrellas masculinas más grandes de la tierra, y ¿Qué podría traer más dinero a una marca de 15 billones de dólares que una estrella cotizada en 400 millones? 

fantastic-beasts-grindelwald

Depp interpretará a Grindelwald, un mago muy poderoso que se traía ondas con Dumbledore.

Junto con lo que había pasado recientemente con El legado maldito y su pobre caracterización de personajes ya establecidos y ya conocidos por casi veinte años, se llegó a una sola conclusión: ni J.K. Rowling ni aquellos que representan a su marca conocen ya el material con el que están trabajando o al público para quien lo están produciendo.

DRACO DORMIENS NUNQUAM TITILLANDUS

Con suerte Animales Fantásticos será, de hecho, fantástica, y la pregunta de si seguir reviviendo al mundo de Harry Potter es bueno o malo terminará por ser innecesaria. Lo que es cierto es que si bien estamos en el año del resurgimiento de Harry Potter, también podríamos estar en el año de la saturación de Harry Potter: el momento en que como admiradores de la serie de libros o la serie original de películas decidimos que no necesitamos y no queremos más. 

Desafortunadamente para aquéllos encargados de seguir controlando a la marca de Harry Potter, la mayoría del público con el que lidian hoy en día ya no son los niños de diez y once años que empezaron a leer los libros en 1997, o que fueron a ver la primera película en 2001. Con el paso de los años los fans se han hecho más y más críticos, y si bien el mundo de Harry Potter sigue capturando su atención, ya no es posible que exista en ellos la imparcialidad llevada por el entusiasmo con el que consumían a la marca hace quince o veinte años. Con todo, los fans de Harry Potter seguirán ahí, para ver cada película, comprar nuevas reediciones de las novelas, o para completar cualquier quiz nuevo en Pottermore, pero ahora lo hacen todo con un ojo critico del que puede, de hecho, depender el futuro de la franquicia.

quizz

Soy orgullosamente Ravenclaw y mi patronus es un halcón marino.

Al decir que era necesario que Harry muriera en el libro siete de la serie no sólo me refiero a que como parte de la trama, sino como parte de su viaje del héroe, hubiera sido ideal que Harry muriera. No me refiero, por supuesto, a que el mundo de Harry Potter y nuestra fascinación con ese mundo deba morir, sino que, más bien, debería permitírsele continuar de manera extra-oficial, en las manos de los admiradores que durante tanto tiempo han amado, conocido, y trabajado dentro de ese mundo. Continuar escribiendo libros sobre el niño mago, o filmando películas sobre su mundo nos permite seguir llenándonos de la información oficial que tanto nos interesa y que en cierto aspecto parecemos necesitar, pero la fábrica de dinero detrás de estas extensiones del mundo de Harry cada vez se vuelve más y más evidente, y es en esto en donde empieza a perderse la fascinación y el entusiasmo por la serie. 

Dejar a Harry, por fin, descansar, significa no solo dejar de tratar de producir más y más dinero a costa de material innecesario que cada vez se vuelve más insensible a las necesidades de su audiencia, sino que, sobre todo, significa respetar la autonomía ganada por el texto después de que Las reliquias de la muerte se publicara en 2007. Significa respetar el valor literario de la obra al no demeritarla con sus sucesivas correcciones y añadiduras, y así establecer, de una vez por todas, que el texto original, en su grandeza, violencia, y cientos de espacios libres a la creación y a la interpretación de sus lectores, ya está completa.

PARA LEER MÁS

Gabriela Villanueva

Gabriela Villanueva es maestra de literatura. En su vida imaginó que iba a terminar dando clases sobre Samuel Pepys.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *