skip to Main Content
Menú

“Harry Potter” y el proceso de maduración

ron-behind-the-scenes

Rupert Grint (Ron), aracnofóbico, tanto, que ni siquiera puede ver las escenas donde salen arañas.

Uno de los ejercicios que realizó Cuarón para que los actores principales entraran en su papel durante la filmación de "El Prisionero de Azkaban", fue asignarles un ensayo sobre sus personajes. Daniel Radcliffe hizo un trabajo a medias. Emma Watson entregó un escrito detallado sobre Hermione. Por su parte, Rupert no hizo nada.

Harry Potter es la creación más famosa de Joanne Rowling –“Jo” para los cuates–  y ha logrado un impacto que, similar a Toy Story, ha evolucionado junto a los espectadores. Sin embargo, este suceso no ha caído del cielo. La autora pasó años tratando para que el primer libro tuviera un publicista, hasta que Alice Newton, una niña de 8 años, convenció a su padre y anteriormente editor de Bloomsbury, Barry Cunningham, del potencial de La Piedra Filosofal.

En 1997 se publicó la primera entrega de una de las sagas más importantes del mundo.

Pero… ¿por qué Harry Potter fue el éxito que las obras de Tolkien o C. S. Lewis no? Los tres autores escribieron sobre fantasía, tenían ambientes que hacían volar nuestra imaginación y contaban una historia del bien contra el mal. La gran diferencia entre “Jo” y los otros dos autores es el mundo.

Mientras que Narnia y El Señor de los Anillos fueron obras medievales fantásticas, Harry Potter se centra en una Inglaterra de los años 1980 donde el tema central no era la lucha entre dos entidades, sino el proceso de maduración de los personajes principales, algo que pegó con el público joven.

verdes

El éxito de los primeros dos libros fue tan grande para 1998, que se planeó una adaptación. En 2001 Harry Potter y la Piedra Filosofal llegó a los cines, un año después del cuarto libro. De esta forma se creó una de las franquicias más redituables e importantes de este siglo. Se expandió a medios como videojuegos, obras de teatro, películas, un parque temático, libros spin-off y, sorprendentemente, hasta dulces de Harry Potter.

EL COLUMBUS QUE DESCUBRIÓ UN MUNDO MÁGICO

Cuando llegó el momento de elegir un director para las adaptaciones de los libros, se optó por uno que supiera cómo hacer películas dirigidas a un sector joven, de aproximadamente la edad de Harry, unos 10 años. Es así como Chris Joseph Columbus fue elegido. Columbus es conocido por clásicos familiares como Gremlins (1984), The Goonies (1984) Home Alone (1990), su secuela (1992), Mrs. Doubtfire (1993) y recientemente como director y productor de la trilogía de Una Noche en el Museo (2006, 2009, 2014).

Producer CHRIS COLUMBUS on the set of Warner Bros. Pictures' fantasy "Harry Potter and the Prisoner of Azkaban."
PHOTOGRAPHS TO BE USED SOLELY FOR ADVERTISING, PROMOTION, PUBLICITY OR REVIEWS OF THIS SPECIFIC MOTION PICTURE AND TO REMAIN THE PROPERTY OF THE STUDIO. NOT FOR SALE OR REDISTRIBUTION.

Chris Columbus se ganó la dirección de la película cuando le prometió a Rowling que la grabación sería en el Reino Unido y que utilizaría a actores ingleses.

Columbus no tuvo un trabajo sencillo con Harry Potter, debido a que se encargó de crear un mundo de magia como no se había visto anteriormente. Y logró su objetivo, sentó las bases para que otras mentes creativas aportaran a un universo fantastico. Originalmente iba a estar a cargo de todas las adaptaciones de los libros; sin embargo, al darse cuenta de que cambiaría la infancia de sus hijos por las de Daniel Radcliffe (Harry Potter), Emma Watson (Hermione Granger) y Rupert Grint (Ron Weasley), decidió abandonar su cargo después de la segunda entrega, Harry Potter y la Cámara Secreta, regresando en la tercera solo como productor: Harry Potter y el Prisionero de Azkaban.

Así que sin director, Warner Bros. tomó una decisión que nadie veía venir: se eligió a Alfonso Cuarón como director de la tercera entrega. Sin duda este fue un riesgo, debido a que su previo trabajo fue Y tu mamá también en 2001, y digamos que filmar un trío con Gael García no es lo mismo que ver a Harry montando un hipogrifo. Sin embargo, ambas cintas cuenta una historia del proceso de maduración.

CUARÓN Y SU MAGIA FÍLMICA 

Esta transición no fue la más sencilla para Cuarón. Pasó de hacer películas con presupuesto moderado a una con suficiente dinero para ser un éxito hollywoodense: de un país a otro, cambió idioma, y más importante, modificó su narrativa de una dirigida a un público adulto a uno más joven. De igual forma, lidió con la muerte del actor original para Albus Dumbledore (Richard Harris) y la inclusión de Gary Oldman (Sirius Black), Davie Thewlis (Remus Lupin) y Emma Thompson (Sybill Trelawney). Pero la complicación más importante fue el hecho de que el director mexicano no estaba relacionado con la franquicia al momento de aceptarlo. 

Pero Alfonso logró aportar todo lo que necesitaba la serie para evolucionar de un audiovisual dirigido hacia los niños a una para un público mayor. Y no solamente desde una perspectiva narrativa, sino visual, ambiental y temáticamente. 

children-of-men-beats-9

Children of Men está basada en la novela homónima de P.D. James (1992). Cuarón no la leyó porque comprometería su visión de la película.

Una de las técnicas fílmicas características de Cuarón es la toma larga, para hacer que el espectador se sienta inmerso en el mundo que ve. Un ejemplo de esto es una de las escenas finales de Children of Men (2006), en donde caminamos a lo largo de todo un edificio hasta su salida. Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004) utiliza esta técnica en escenas de conversaciones para enfatizar temas importantes, como es la conversación entre Harry y el Señor Weasley, o el discurso de bienvenida de Dumbledore. 

De igual forma, la cámara casi nunca está quieta. Constantemente se mueve de un lado a otro, pasa entre los actores, a través de objetos sólidos y nos da una mayor perspectiva del mundo en el que vive Harry. Aunque esta decisión puede verse como una artimaña artística, también se entiende que, al igual que los personajes, la cámara está tratando de encontrar su lugar en el mundo. 

HARRY POTTER AND THE PRISONER OF AZKABAN, director Alfonso Cuaron, Emma Watson, Rupert Grint, Matthew Lewis on set, 2004, © Warner Brothers

Cuarón se dio a la tarea de crear un espacio conjunto e integrado al mundo mágico dándole referencias exactas a los salones, al gran comedor, al lago, al bosque…

El mundo de Harry Potter es mágico, lo podemos ver en la capa de invisibilidad, el mapa del merodeador, las escobas voladoras y todas las criaturas que habitan en la escuela. Sin embargo, hay un aspecto que es igual de fantástico y tiene la menor atención: la edición. Momentos como aplastar a Harry en el autobús noctámbulo, o todas las ocasiones en donde la cámara pasa a través de espejos –como en clase de defensa contra las artes oscuras– demuestran el potencial fílmico que tienen estas películas. Ocasiones como esta, el spin-off del mundo mágico de Potter con Fantastic Beasts and Where to Find Them, hacen que el público se pregunte ¿cómo lo hizo?

Y quizá en el camino se inspiren futuros cineastas y se motive a la gente a participar en discusiones y explorar las posibilidades visuales de este universo.

HARRY POTTER Y EL PROCESO DE MADURACIÓN

En este momento, Harry y nosotros estamos acostumbrados a ver la magia. Pasamos de sorprendernos como niños al ver cómo una varita puede hacer levitar hojas, hasta apreciar los momentos en que volamos en un hipogrifo. Hemos crecido con la serie. Hemos pasado por las mismas emociones y situaciones.

No sabemos cómo hablar con las chicas, al igual que Harry o Ron en El Cáliz de Fuego (2005). Nos hemos sentidos solos y no sabemos qué pasará con nuestra vida, como en La Orden del Fénix y el ejército de Dumbledore conformado por varias casas de Howgarts (2007). Hemos aprendido a aceptar quienes somos y amar a los amigos que tenemos como en Las Reliquias de la Muerte (2010-2011).

baile

Otra forma de ver el proceso de maduración en las películas de Harry Potter es el vestuario. En el trabajo de Columbus, Harry, Ron, Hermione y el resto de los estudiantes de Hogwarts únicamente usaban las prendas de la institución, y se dejaba la vestimenta común para ocasiones especiales como la navidad o los cumpleaños.

Sin embargo, en Fantastic Beasts and Where to Find Them, vemos cómo se refleja la personalidad de los personajes en la forma en que usan el vestuario. Ahora las corbatas se utilizan holgadas, las camisas no se fajan y existe un énfasis en la individualidad de usar ropa común, aspectos que se ampliarán en entregas posteriores.

El trabajo de Columbus en la primera película de Harry Potter fue crear un mundo nuevo, y eso incluye trasformar lugares como Inglaterra a mundos mágicos. Una de las formas de lograr esto fue el color. Si ven La Piedra Filosofal o La Cámara de los Secretos verán cómo el color naranja predomina en el castillo. El Prisionero se Azkaban acepta a Escocia como su lugar de grabación y ahora los colores fríos predominan. Los colores tienen una función similar al movimiento de cámara; por ejemplo, un tono de azul de día nublado evolucionará a tonos más oscuros en entregas posteriores.

chamber

Los tonos verdosos de la Cámara de los Secretos también son usados para crear una atmósfera oscura/teneborsa en la historia, cualidad que se acrecentará a lo largo de la saga.

En el Prisionero de Askaban se empiezan a incluir temas que serían recurrentes en la franquicia, como la amistad entre Harry, Ron y Hermione; sin embargo, no todo es lo que parece, ya que también se acentuará la relación entre el personaje principal y su pasado. Para este último punto se incluyeron 3 nuevos personajes: Remus Lupin, Sirius Black y Peter Pettigrew, los cuales son una ventana a los padres de Harry. 

Sin duda alguna, volviendo al punto de que en el prisionero de Askaban no todo es lo que parece, Sirius Black, el padrino de Potter y literalmente un prisionero de Azkaban, es presentado como un asesino seguidor de “quien tú sabes” con el único objetivo de matar a Potter. Es todo lo contrario.

Por otro lado, Remus Lupin es un maestro que protegerá a sus alumnos, pero también es un hombre lobo que los ve como presa. Y no podemos olvidar a Peter Pettigrew, quien vive siendo una rata y que en realidad es el traidor que delató a James y Lily Potter. Y sí, la temática del “nada es lo que parece” será expandida con Albus Dumbledore y Severus Snape al final de la saga donde Snape será un héroe y Dumbledore medio mentiroso.

pumpkin_hp3

Antes de ser el director de El prisionero de Azkaban Cuarón no tenía idea de las pasadas películas ni de los libros de Potter. Sin embargo, esta vez sí se puso a leer para dirigir la cinta.

¿CUÁL ES EL MEJOR POTTER?

Tal vez tu libro/película favorita es la primera por introducirte al mundo mágico.

Quizá La Orden del Fénix te agrada más porque eras un adolescente y creías que solo Harry entendía como te sentías.

O Las Reliquias de la Muerte  te gusta más porque es el final del viaje y maduraste al mismo tiempo que los personajes.

Pero no se puede negar el impacto que tuvo El Prisionero de Azkaban, en cuanto a aspectos fílmicos, así como narratológicos, definitivamente, a mí parecer, la mejor película.

Sebastián Quiroz Navarro

Gamer de corazón, reseñador y hipster wannabe y amante de la cultura geek. Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *