skip to Main Content
Menú

Hidden Figures y los Óscares a todo color

hiddenfigures3

Todas las afroamericanas que trabajaban en la NASA estaban en un cuarto separado.

Antes de enterarme siquiera de la película, lo primero que escuché fueron algunas de las canciones del soundtrack que Pharrell hizo y me encantaron, después me enteré que era una película sobre unas mujeres afroamericanas que trabajaron en la NASA… ¡Y que era una historia real, solo que todos se olvidaron de ellas!

La historia se cuenta de manera sencilla y no dice más de lo que dicen varias películas que hablan sobre la discriminación racial en Estados Unidos en los años cincuenta. Lo diferente podría ser que esta vez son mujeres, por lo que sufren una doble discriminación. Por un lado, deben enfrentarse a otras mujeres blancas y sumado a eso convencer a los hombres “brillantes” que ellas tienen las mismas capacidades. Al final, contrario a todos los pronósticos, todas logran destacar en sus áreas; y sí, vivieron felices para siempre. Y ojalá pudiéramos tener más finales así, sobre todo cuando las películas están (medio) basadas en hechos reales.
La música alegre de Pharrell, quien también es el productor de la película así como los vestuarios y el diseño de arte en general ayudan a ambientar la película y apoyan a la idea de que sea una película alegre, aún cuando el tema es difícil y te saca una que otra lagrimita.
Sí, tal vez al final es una feel-good-movie del tipo “cree en tus sueños, porque al final los buenos ganan y hay justicia”.  Y ojalá la vida siempre acabara en así. La película celebra la fortaleza de estas mujeres afroamericanas y se enfoca en los valores de esta comunidad: su solidaridad y unión así como la manera de luchar.

hidden1

Con todo el doble sufrimiento de ser mujeres y ser negras, se la pasan bomba las protagonistas.

Y no sé si sea yo y mi consumismo Hollywoodense pero recientemente –sí, desde que apareciste tú, Trump– he notado una exaltación de las características de la comunidad afroamericana en Estados Unidos: el disco de Beyoncé no podría gritar otra cosa que no fuese: soy una mujer negra (a la que le pusieron los negros). El año pasado también Alicia Keys decidió dejar de usar maquillaje y usar un look más natural en su cara y en su peinado, además de que su disco también está muy enfocado en la comunidad afroamericana. Hace un año Will Smith y otros actores denunciaron la poca diversidad que había entre los nominados a los Óscar, mientras que este año las categorías principales tienen al menos un nominado afroamericano y tres de los cinco documentales de este año tratan la cuestión racial.

I think Beyoncé is black!!!

Es cierto que cada comunidad tiene el derecho de exaltar sus valores y características para crear un sentido de pertenencia y orgullo, pero también pienso que en un momento como éste, en el que Trump le está apostando a la división, divide más, nos aleja más y se enfocan en las diferencias más que en las similitudes.
No porque quiera que todos nos agarremos de las manos y seamos felices pero parece un poco preocupante cuando todos los grupos raciales y cada nación parece gritar: nosotros somos los mejores, nosotros somos diferentes y somos los chingones porque al mismo tiempo es negar al otro en vez de sumar a una integración donde las diferencias sean respetadas.

pharrell

Lorena Salcedo

Estudió una maestría en comunicación y terminó amando la literatura infantil, y no cualquiera, sino la que está llena de ilustraciones. Es glotona y siempre quiere pizza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *