skip to Main Content
Menú

La Bestia y Gastón: Las dos caras de un mismo cretino

Imagen1

Gastón es el único villano de Disney –guapo– que tiene los ojos azules, ¡OH SORPRESA!, la bestia también tiene los ojos azules. ¿Coincidencia? No.

Imagen tomada de: http://disney.wikia.com, fotomontaje por Manuel Quero

 

Prepárense para que les rompamos su corazón. En "La Bella y la Bestia" no hay ningún príncipe, nomás hay dos idiotas. Uno con más suerte que el otro.

Distinguir entre el bien y el mal puede parecer fácil a simple vista, aunque a veces resulte mucho más complejo. Esta dicotomía puede ser una herramienta poderosa al momento de contar una historia. Construir un personaje “bueno” tiene sus ventajas: es como un vagón donde puedes colocar todos los valores que quieres que lleguen a su destino a salvo. Un antagonista, por otro lado, te permite cargar todas las características negativas que quieres que eventualmente se descarrilen y mueran en llamas. Claro que un protagonista y antagonista bien formados tienen aspectos más profundos que esto, pero no dejan de cumplir estas funciones adecuadamente.

Adecuadamente, por supuesto, mientras entendemos con transparencia quién en ese mundo es el “bueno” y quién el “malo”. 

A veces vemos películas con dos vagones llenos de cosas terribles, al grado de no saber si alguno de los dos puede ser considerado como protagonista. Este es el caso de la Bestia y Gastón, “protagonista” y “antagonista” en La Bella y la Bestia (1991) de los estudios Walt Disney.

BYG2

La Bestia y Gastón, por mucho, son los dos personajes más interesantes de toda la historia. Uno es un hombre en posición de poder con un problema de actitud y que solo piensa en sí mismo. Mientras que el otro, errrrr… Es exactamente igual. Así es, podemos deducir que Gastón y la Bestia son el mismo personaje o, al menos, lo son muy al principio. 

¿Qué detiene a alguno de los dos, reyes de sus propios entornos, de hacer todo lo que deseen?  De entrada nada, y por eso son los terribles cretinos de la película desde el inicio de la película.

"Un gran tipo Gastón"

Entonces, ¿cómo es que uno de ellos termina siendo el héroe de la historia, casándose con Bella y compartiendo su vida y su nombre en el título de la película, mientras que el otro muere? Bueno, la película lo deja muy claro, si bien un poco escondido: La suerte.

Hay que admitirlo, tanto Gastón como la Bestia no merecen honor alguno; sin embargo, hay ciertas variables para alinearse –echarle porras– con la Bestia. Para empezar, el hechizo: Gastón nunca se enfrenta a la terrible magia que destruye la vanidad de un príncipe. Aunque de entrada parezca una maldición, quizá es lo mejor que le pudo suceder en la vida: el príncipe tiene la suerte de someterse ante una fuerza que lo está obligando a cambiar, a ser mejor. Después, están los sirvientes que lo rodean, quienes están atrapados bajo el mismo hechizo, mozos leales como: Mrs. Potts, Lumiere y el resto de la vajilla que son duros con la Bestia. Lo regañan, lo educan y le dan consejos para ligarse a Bella.

Por otro lado , ¿qué hace la gente que rodea a Gastón? Le dedican una canción sobre su “increíble persona y sobre lo imposible que es que Bella no lo pele”.

Imagen2

CONTINÚA ABAJO…

No es ninguna sorpresa que Gastón acabe cayendo por el precipicio si tomamos en cuenta el video anterior y el asco de persona que es; pero entonces, ¿qué mérito tiene la Bestia sobre su final? ¿Acaso era imposible que Gastón cambiara los consejos de Lefou y sus consecuencias? Esta película –clara pero sutilmente– reflexiona sobre lo bueno o malo que es realmente un personaje de fábrica.

Todo pasa por muchas razones, dice el escritor John Green, pero todo pasa por suerte.

Imagen3

Un último elemento en favor de esta teoría es el uso del color en La Bella y la Bestia. En la película, el rojo es considerado un color negativo, mientras que el azul es un color del bien. Bella (obviamente) usa azul desde un principio, pero tanto el cretino #1 como el cretino #2 usan prendas rojas al inicio de la película. ¿Cuál de ellos cambia y termina usando azul? El que tuvo la suerte de cambiar, por supuesto.

BESTIA

Manuel Quero

Ingeniero-ish. Locutor-ish. Lingüista-ish. Soy el Lisa Simpson de las malas comparaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *