skip to Main Content
Menú

“La La Land”: colores, cortes y zapatos

LALALAND1

Sencilla y carismática con 13 nominaciones a los premios Oscar: mejor película, mejor actriz y actor de reparto, mejor director, mejor vestuario…

...Mía- And though you looked so cute, in your polyester suit
Sebastian- It's wool
Lovely night, La la land...

Amor, música, giros, saltos, colores, vestidos, todo está presente en la multinominada La La Land. La película dirigida por Damien Chazelle está en boca de todos por diversos motivos: los movimientos de cámara, las coreografías, Emma Stone, Ryan Goslin, el soundtrack y por supuesto, el vestuario.

Como lo expliqué en mi anterior artículo, todo en las películas está perfectamente planeado. Desde los escenarios, las palabras de los personajes, hasta cuántas veces se limpian los mocos. Por supuesto, la manera en cómo se ven es súper importante. Si tú planeas lo que te vas a poner, imagínate cuánta estrategia hay detrás de lo que usa un personaje. 

Esta cinta está llena de guiños a la época dorada de Hollywood. Es un homenaje a la historia del cine, pero también de la moda. Algo así como correr en un museo y que no te importen los letreros de “NO TOCAR”, aunque claro, cuidando mucho todo.

"La La La Land" tráiler

El mismo Chazelle dijo en una entrevista que el vestuario era fundamental para la construcción de la historia, pues “acentúa la belleza de la imagen”. La encargada de vestir a Mía y Sebastián fue Mary Zophres. No te espantes con el nombre, en realidad has visto su trabajo en películas como Loco por Mary (1998), Atrápame, si puedes (2002); La terminal (2004), Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (2008); Iron Man 2 (2010), Interestelar (2014), entre muchas otras.

La ropa que usan los protagonistas es de suma importancia, pues ayuda a construir su identidad. Asimismo, el vestuario forma parte del lenguaje visual con que se desarrolla la historia. Apoya la idea de una historia fantástica, nostálgica, pero real. 

Como siempre, el vestuario femenino es el centro de atención: para que no se quejen cuando su novia se tarda mucho en arreglar. Ya mucho se ha hablado de cómo el estilo de Grace Kelly, Catherine Denevue e Ingrid Bergman fue la principal inspiración para crear el guardarropa de Mía. Pero para comprender la importancia de la ropa como parte del lenguaje visual, es importante analizar la forma y los colores.

emmayact

Emma Stone (Mía) y Grace Kelly (1929 – 1982).

Al principio del filme, Mía utiliza colores saturados, estridentes, alegres y vibrantes. El mejor ejemplo es el vestido amarillo con que canta Lovely night  (el del póster de la película). El color amarillo simboliza la felicidad y alegría. Las telas tienen vuelo, los cortes son poco estructurados. Utiliza faldas tipo evasé. O sea, son vestidos con mucho movimiento. De los que cuando das vueltas, se levantan. Esto da un aire infantil, inocente e incluso ingenuo. Tal como es Mía al principio de la historia.

Conforme pasa el tiempo, Mía madura y los colores de su ropa se vuelven menos brillantes. Si en Lovely night usa una combinación de colores primarios: vestido amarillo, bolso rojo, y zapatos azules. Color, color, color; sin embargo, cuando Mía presenta su monólogo, el traje que usa es solo blanco con negro. 

LOVELY

Ya ni hablar del final. Cuando ella es una famosa actriz y llega a la cafetería, su vestido es mucho más estructurado y ceñido al cuerpo. La paleta de colores que utiliza cambia radicalmente a blanco y negro. Si antes casi no usaba tacones, salvo en la fiesta, ahora lleva unos stilettos negros. Estos zapatos se caracterizan por ser de tacón muy delgado y alto, son muy difíciles de usar. Símbolo de elegancia, clase, madurez y distinción.

Como consejo: si es la primera vez que utilizas zapatos de tacón, evita utilizar de estos o te va a besar el diablo.

El vestido con que termina la historia resume todo. De nuevo, un corte estructurado, con escote cuadrado. Incluso luce más sensual que sus vestidos del inicio. Todo en un solo color.

vestido

EL COLOR EN LA LA LAND

Uno de los colores que es mejor utilizado es el azul. Este está asociado a la fantasía, a los sueños y a las ideas utópicas, ¿no has escuchado hablar del “príncipe azul?, si bien, está constantemente presente en la iluminación y escenarios, en la ropa es utilizado en dos momentos clave. El primero es cuando Mía entra al restaurante y ve a Sebastián tocar el piano. En ese momento, ambos son soñadores. Ella lleva un vestido azul, mientras él un blazer del mismo color. El segundo es después de la audición de Mía, cuando ambos deciden ir detrás de sus objetivos. Ella lleva un suéter, mientras él una camisa azul. Estas dos escenas tienen en común que los personajes tienen como principal meta alcanzar sus sueños. En esos momentos, los dos están vestidos de azul.

sebastian

Y aunque el vestuario de Mía tiene una gran carga simbólica, el de Sebastián no se queda atrás. Su look refuerza las ideas del personaje. Él es un joven que defiende la tradición. Su vestuario resalta su pasión por el pasado, como sus zapatos bicolor. No es alguien que te imaginas saliendo con jeans y una playera. Siempre va muy formal. 

Se especula que ella tuvo más de 50 cambios de vestuario. En cambio, él solo tuvo una cápsula con 3 pantalones, 6 camisas, 2 pares de zapatos, 3 blazers y un traje… sí, me puse a contarlo mientras veía la película. Eso es todo lo que viste Sebastián en la película. Aunque él solo contara con estas prendas, lo importante de ellas es que son tonalidades saturadas y todo combina con todo. Por eso puede usar el mismo saco con 2 de sus pantalones o cambiarle la camisa al mismo pantalón para un look mucho más casual.

Muchachos, sí se pueden vestir como Sebastián sin perder la quincena en el intento.

vest

Aunque en menos medida, también se ocupa el color para mostrar su madurez. Cuando Sebastián está relajado, lleva outfits en tonalidades cafés, como cuando va al cine con Mía. Es él mismo. En cambio, cuando debe trabajar en el restaurante llena un pantalón negro con saco azul. Formal, pero aún intenta seguir sus sueños. Pero cuando es parte de la banda, lleva un traje completamente negro, totalmente ajeno a  la paleta de colores con la que parece estar cómodo. Al final de la película, lleva un traje formal, pero vuelve a la paleta de marrones. Vuelve a ser él mismo.

sebmia

La tela de sus vestuarios es lana, como dice la canción, porque es una tela que se puede ceñir a la figura, pero al mismo tiempo darle libertad de movimiento para los bailes. 

El vestuario es un signo que, analizado con calma, puede decirnos mucho de la historia. No sólo para Mía y Sebastián, la ropa puede funcionar en cualquiera de nosotros. Por eso, la próxima vez que tengas una entrevista o incluso una primera cita, piensa bien lo que te vas a poner.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *