skip to Main Content
Menú

Libro de la Semana: “Doce cosas que hacer antes de explotar”

A lo largo del tiempo nos encontraremos con diferentes personas que serán pilares de nuestra existencia: papás, tíos, profesores, amigos, etc. Y por lo tanto, muchas de las acciones de estos sujetos serán cruciales en nuestra vida gracias a su cercanía con nosotros. Parece que hay seres humanos que tienen la misión de guiarnos. 

Hay guías que nosotros podemos elegir, nos damos la libertad de decidir quiénes serán los que influenciarán nuestro futuro. No sé si a todos nos pasa pero podemos llegar a cambiar ciertas actitudes dependiendo de las personas con las que nos juntamos o de acuerdo a la gente con las que pasamos la mayor parte del tiempo.

libro0

A pesar de que algunas veces podemos elegir a las personas que influirán en nuestras vidas, hay otros veces que ellas simplemente están ahí desde el momento en que nacemos; claro, los papás, quienes son nuestros guías más importantes, ellos nos formarán y nos darán un sinfín de lecciones para forjarnos “acorde” a la sociedad y así encajar perfectamente con el molde ya establecido. Ellos son nuestro entrenamiento para la vida entre las personas, ellos nos enseñan lo que es bueno, lo que es malo y lo que no se debe hacer nunca.

Es tan sencillo escribirlo y describirlo que hasta parece fácil. Pero en realidad es una de las tareas más complejas en la vida de alguien, y a veces, nosotros los hijos, somos tan duros con ellos, que nos cuesta trabajo aceptar que los papás también se equivocan y que son tan humanos como nosotros. Por tal motivo, les quiero platicar de Hércules, un chico de 16 años que no puede convivir con su madre por más que lo intente, ya que él tiene/siente un tremendo enojo hacia ella que le impide estar tranquilo en su presencia. Por otro lado, su padre acaba de morir y todos en el funeral lloran, menos él; de hecho, cuando le toca decir unas palabras, Hércules dice alto y fuerte: “mi padre era un maldito”.

libro1

En Doce cosas que hacer antes de explotar (2013) se narra la historia de James Martino, “Hércules”, quien se ve obligado a irse a vivir con su tío (familia materna). Camino a casa, Hércules conoce a una chica desconocida, hermosa e inalcanzable a la que idealiza y con la que se obsesiona; todo esto en un tren. Al llegar a su destino, su tío le da una lista de cosas que hacer para no aburrirse tanto como en otras ocasiones que ha estado de visita. Entre esas tareas se encuentran: 

1. Leer un libro completo.

2. Hacer varias entrevistas de trabajo.

3. Iniciar una lista de cosas importantes

4. Entre otras.

libro

Estas tareas le ayudarán a Hércules a pasar el rato e ir sanando la muerte de su padre; pero sobre todo le favorecerán a resolver varios asuntos con su mamá, quien aún está viva y con la que no se lleva del todo bien. A su vez, Hércules descubrirá que hay distintas formas de enamorarse y que la relación afectiva con su padre lo ha marcado de por vida, realmente. 

La última tarea que Hércules debe de realizar es escuchar unos poemas en voz alta a un café, y será ahí donde descubrirá un gran secreto que tiene su tío, con quien comparte varias aficiones, por ejemplo: el odio hacia el padre de James Martino.

libro3

Doce cosas que hacer antes de explotar de James Proimos es un viaje por el duelo cuando pierdes a una de las personas más importantes de tu vida. La obra de James nos muestra las dificultades que un chico de 16 años tiene que afrontar al no tener una relación cercana y real con su padre, y cómo eso puede dañar sus demás relaciones, su seguridad y su vida. 

Los invito a leer este libro, es divertido, fácil de leer y sobre todo te deja un gran sabor de boca al entender que hay ciertas personas que son cruciales en tu vida, quienes seguramente trascenderán en nuestra existencia queramos o no. Personas con quien tendremos que –saber– sobrellevar los malos ratos y sobre todo, saber perdonar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *