skip to Main Content
Menú

Libro de la semana: Elvis nunca se equivoca

img_6632

Rodrigo Morlesin y Satoshi Kitamura presentaron Elvis Nunca se equivoca en la FILIJ.

Rodrigo Morlesin es diseñador de libros infantiles, lector empedernido, fanático de Roald Dahl y ahora también escritor. En su casa tiene más de 2 mil libros para niños y jóvenes y en sus ratos libres se dedica a reseñar libros para diferentes medios pero dice que nada de eso lo preparó para esto. Además de todo, deben saber que Rodrigo es mi amigo así que probablemente mi opinión sobre el libro sea un poco subjetiva, aunque debo decir que hoy se presentó en la FILIJ y un lector –de esos que van por la calle y encuentran el libro por pura casualidad– se levantó y agradeció a Rodrigo por haber escrito este libro, por haber creado esta historia y por darle un final tan conmovedor e inesperado: “Al terminar la historia lo único que pude hacer fue hincarme ante el libro.” Yo no escribí el libro y aún así sentí como la piel se me puso chinita y me dieron poquitas ganas de llorar. Llorar de emoción porque Rodrigo, Elvis y Ana se lo merecen.

ElvisNuncaSeEquivoca

Elvis es un cachorro callejero todo bobo y chido.

El libro, narrado en primera persona, da voz a Elvis, un cachorro callejero como cualquier otro que has visto en la calle: Busca comida, pasa sus tardes en el parque tomando el sol esperando que a alguien se le caiga un poco de helado. Pero como en todos lados también hay perros bullies y Elvis, que acaba de quedar huérfano, es un target fácil, hasta que un buen día Ana, una pequeña niña, lo rescata de la calle. De pronto lo de menos es tener una casa y comida, lo más importante es que este cachorro aprende lo que significa tener una familia. Les contaría más pero probablemente sería echarles a perder este libro que en un inicio Rodrigo imaginó como un pequeño cuento para un álbum ilustrado pero los personajes y la historia se le fueron de las manos y se transformaron en una pequeña novela.

La presentación del libro en la FILIJ, al igual que la historia, fue harto emotiva y sincera. Probablemente eso sea porque Morlesin es así: Un tipo sincero, de esos que no te venden mentiras y que tiene una sensibilidad que se transmite a través de esta historia que más que de Elvis, es del propio Rodrigo. Él mismo acepta que sus primeros lectores coincidieron en decirle que el libro no se trataba de Elvis sino de él. Sin quererlo Rodrigo dejo plasmado mucho de lo que él es en el libro. Tal vez sea porque no puede dejar de ser honesto y genuino o porque es su primer libro pero los personajes transpiran pureza y se dejan ver como pequeñas partes del mismo autor. Son reales y son como cualquiera de nosotros, con matices, emociones y a veces se dejan llevar por sus impulsos y lo más importante es que tienen voz propia lo cual los hace creíbles.

Rodrigo_Morlesin Satoshi_Kitamura

¡Rodrigo, Satoshi y Elvis! 

Las ilustraciones corren a cargo de Satoshi Kitamura, quien ha creado más de 65 libros que se han traducido a varios idiomas. Esta vez le toca solamente ilustrar, a diferencia de muchos de sus libros en los que también es responsable de la historia. Satoshi conoce a Rodrigo desde hace varios años y hace un año recibió un correo de él: Un primer borrador del libro,  un primer paso para pedirle que lo ilustrara. Y que bueno que le gustó la historia porque si no, quien sabe en que hubiera acabado su amistad como él mismo lo confiesa.

Para Satoshi el proceso de ilustración, incluyó una búsqueda exhaustiva de la Ciudad de México, a través de Google Maps. Aunque ya había venido en varias ocasiones a México, se dio a la tarea de estudiar los paisajes urbanos a través de Google street views para después comenzar a crear varios bocetos, no sin antes leer varias veces la historia, primero en español y después en inglés varias veces para digerirla. Pero aún cuando Satoshi quiso hacer énfasis en los paisajes de la CDMX, mientras leía la historia yo creí estar viendo calles de Nueva York y después pensé que la historia estaba ambientada en Japón, sobre todo por las ilustraciones en interiores. Sin embargo el texto me decía que era un país latino. En fin que la historia y sus ilustraciones podrían ocurrir en cualquier lugar.

Elvis_nunca_se_equivoca

Rodrigo Morlesin decidió echarse el diseño del libro y como es un poquito intenso, se puso a investigar qué colores y tonalidades pueden ver los perros y eligió un tono de azul que los perros pueden ver.

La historia deja ver la sensibilidad y lo humano de sus creadores: Rodrigo en las letras, escribiendo de manera completamente honesta, como quien crea algo increíble y aún no lo sabe, y Satoshi Kitamura con sus ilustraciones en blanco y negro las cuales tienen algo de nostálgico y convierten a la novela en una historia universal.

El libro lo edita Editorial Planeta a través de su sello Tusquets y lo pueden encontrar en la FILIJ o en cualquier librería.

Lorena Salcedo

Estudió una maestría en comunicación y terminó amando la literatura infantil, y no cualquiera, sino la que está llena de ilustraciones. Es glotona y siempre quiere pizza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *