skip to Main Content
Menú

Libro de la semana: “La isla del tesoro”

tesoro

La isla del tesoro (1883), ilustración de Ralph Steadman.

La isla del tesoro no es lo que todos creen, no es “solo una novelita de piratas”. NO. La novela de Robert Louis Stevenson, famoso por la historia de El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hide, es una novela de misterio y ambición humana, donde la piratería, los viajes a lo desconocido y una isla misteriosa son elementos que dan pie a una historia INOLVIDABLE, citando a Jorge Luis Borges: “Leer La isla del tesoro es una de las formas de la felicidad”.

La travesía inicia en una pasada vieja y destartalada, con un joven llamado Jim Hawkins, un buen tipo en toda la extensión de la palabra; sin embargo, el día que llegó el Capitán Billy Bones, un despiadado pirata que vivirá sus última días en el negocio de la familia Hawkins, todo cambiará para los amables lugareños. El Capitán esconderá allí un mapa, el mapa de la isla del tesoro hacia una aventura sin final.

ZR-La-isla-del-tesoro

Créanos cuando les decimos que la mejor versión de esta historia es la publicada por la Editorial Zorro Rojo, es una cosa bien bella.

Para los amantes de la pirateria –en todas sus expresiones– les podemos decir que en el libro de Stevenson hay alusiones a piratas reales como: Edward Thatch “Barbanegra”, Bartholomew Roberts, William Kidd, el Capitán Flint, entre otros. Y si nos seguimos de largo por la línea de lo “real” en La isla del tesoro, les susurramos este secreto, aquí en pequeño para que nadie lo pueda leer: Gracias a la novela de Stevenson, los piratas tomaron forma; es decir, se les caracterizó con parches, patas de palo, loros en el hombro, mapas del tesoro con alguna o algunas “X” para demarcar el botín. La isla del tesoro enmarcaría nuestra imagen del pirata bribón por siempre.

Así que ya lo saben, los piratas, tal y como los conocemos, nacen aquí, en la isla del tesoro, justo en la “X” de abajo.

X

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *