skip to Main Content
Menú

Libro de la semana: “Poleke, juntos para siempre”

alma_skeppsholmen_

Él es Guus Kuijer, autor de Poleke… y ganador del Astrid Lindgren Memorial Award en 2012, el “Nobel” de la literatura infantil y juvenil.

La vida de un niño de once años seguramente es muy complicada. No me refiero a todas las hormonas y cambios que presentan en sus cuerpos, sino que a esa edad comienzas a darte cuenta que la vida apesta. A los once años vives tus primeras experiencias amorosas, algunos antes, otros después; las cuales, lamentablemente, suelen ser desastrosas y dolorosas.

fot2

Y la familia, que es tu círculo más cercano, en lugar de ayudarte a sentirte mejor, empeora todas las cosas con consejos inútiles cuando lo único que necesitas saber es: tú eres el único responsable de tus acciones y que tienes el poder de tomar tus propias decisiones. Aunado a esto, tus primos, tus tías y tíos –hasta tus sobrinos– te tratan como un niño y no te dejan crecer para madurar bajo tus propias experiencias.

Perdonen adultos, pero cuando crecemos se olvidan por completo de los sentimientos encontrados, tristes y confusos que tiene uno a los once.

fot1

Poleke es una niña de once años que quiere ser poeta cuando crezca. Ella tiene que enfrentarse al rompimiento de su novio Mimun, un niño marroquí que decide terminar con Poleke porque en su cultura no es correcto que una mujer quiera ser poeta. De manera paralela, Poleke está viviendo el divorcio de sus padres, la drogadicción de su papá y las diferentes religiones en su familia.

Por cierto, Poleke ama las vacas, le gusta rezar aunque no practique alguna religión y narra su vida con pequeños poemas, como este

A veces las palabras caen

ligeras como la nieve,

a veces caen

pesadas como piedras;

pero siempre dice la gente:

silencio, que va a caer una palabra. 

Poleke, Juntos para siempre de Guus Kuijer y con ilustraciones de Agata Raczynska es una joya literaria que nos deja entrar en la cabeza de una mujer fuerte, madura e independiente que a pesar de todas las dificultades que presenta su vida, ella decide ser la responsable de sus acciones, decide ayudar, decide amar y sobre todo decide escribir. Su valentía y coraje es tan grande que te contagia y te dan ganas de decir las cosas tal y como las piensas, porque solo así podrás ser realmente tú. 

fot3

A pesar de que Poleke tiene once años, esta niña se cuestiona si alguien puede realmente amar y preocuparse por ti, si en verdad se puede interesarse por lo que te pasa y lo que te angustia. Gracias Poleke por decirnos que sí existe gente a la que le importa lo que nos sucede, pero sobre todo por decirnos que sí hay gente que puede estar con nosotros para siempre. Además, el sentido del humor de esta pequeña es tan peculiar que seguro te sacará algunas carcajadas. Poleke es tan audaz que te sorprenderán sus decisiones y las palabras que usa. Regaña a los adultos y sabe cuándo decir no.

En fin, este libro te deja un muy buen sabor de boca sobre la familia, las amistades, la religión y el amor.

fot4

Si no tienes once años te invito a la vida de Poleke. Te lo digo para que puedas entender cómo se siente alguien a esa edad y trates de ser más comprensivo con los otros que son diferentes. Encuéntrate con Poleke para ver el mundo desde las palabras y para comprender que amar puede decirse con o sin letras

Un último poema de Poleke, para los enamorados: 

Todo está en su lugar:

el pez en el agua,

el pájaro en el cielo

y su mano en la mía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *