skip to Main Content
Menú

Lo chido, lo no tan chido y lo aterrador de Distroller

AMPARIN3

Jugar a veces sale caro.

Fui una niña a la que le encantaba jugar. Jugar en serio y bonito a casi cualquier cosa: Barbies, basketball con patines, esconditrais (una mezcla entre escondidillas y "las trais"), Playmobil, a la comidita, Legos, a la escuelita. Probablemente por eso hasta la fecha siento que juego, juego a ser adulto, juego a las juntas de trabajo y pongo cara de que entiendo, juego al súper y hasta a veces juego a pagar impuestos. Y entre más crezco, pienso que el juego es parte fundamental de la vida, probablemente sea porque leí mucho a Huizinga pero honestamente pienso que todos estamos jugando y como todo juego, se debe tomar muy enserio.

Lo chido es que Amparín Serrano lo ha entendido a la perfección, los niños quieren jugar en serio, como lo diría Johan Huizinga en su legendario Homo Lundes, y ella lo ha convertido en negocio. Distroller nació como una marca de chamoy que se suponía, fuera tan ácido que te destruiría la panza, sin embargo el negocio de dulces no jalo pero Amparín registró la marca Distroller con la que 10 años después construiría un imperio alrededor de la Virgencita plis y los Neonatos. Lo no tan chido es que la onda es bastante católica, de hecho Distoller ha recibido varias críticas por los videos que sube a su canal de Youtube y por el nombre de sus productos. Los neonatos, son recién nacidos y la marca tiene dos versiones: los Cigotos y los Ksi-meritos, un “cigoto” es el paso antes del embrión, es una célula. Mientras que los Ksi-meritos son casi bebés. Mucho se ha ha dicho sobre si son juguetes anti-aborto. Lo aterrador es que en mucha de la publicidad de Distroller y en particular en un video que tiene más de 4 años en su canal, parece que las mujeres solo podemos cuidar bebés; corrijo, las mujeres tenemos la obligación de cuidar bebés.

SONY DSC

Aquí la Amparín que sospechamos que ya nada en dinero.

LO CHIDO: EL JUEGO EN SU MÁXIMO ESPLENDOR

Muchos papás y maestros se quejan de que la tecnología ha alejado a los niños de los juegos tradicionales y peor, que les ha robado la imaginación. Este punto es discutible pues la tecnología no es el demonio ni el iPad es Lucifer convertido en tableta, por el contrario, hay muchos programas y aplicaciones que están ayudando a niños con problemas de aprendizaje…. pero ese es otro tema. La cosa es que en una época en que los niños (y adultos) prefieren pasar tiempo en el teléfono, computadoras y demás, pareciera que es casi imposible hacer que los niños regresen a jugar con juguetes tan clásicos como las muñecas y peluches.

AMPARIN

Ksi-merito con todas sus chunches.

Distroller sigue la linea de Toca Boca, un desarrollador de videojuegos con central en Estocolmo y que está en la búsqueda de regresar el juego a sus orígenes. Toca Boca ha conseguido más de 140 millones de descargas hasta la fecha y sus juegos están presentes entre los primeros puestos de las aplicaciones de pago de la App Store en la categoría de Niños. ¿Lo mejor/peor? Sus aplicaciones no son innovadores, al contrario, retoman los juegos que todos practicábamos de niños: la cocinita, cortar el pelo, carritos, la comidita. En su página de Internet se puede leer su manifiesto:

We’re a play studio that believes in the power of play.
Play for the sake of play.
Play without rules, levels or predetermined outcomes.
Play that unleashes kids’ superpowers.


Somos un estudio de juegos que cree en el poder de jugar.
Jugar por el simple hecho de jugar.
Jugar sin reglas, niveles o consecuencias predeterminadas.
Jugar para desatar los superpoderes de los niños. 

CONTINÚA ABAJO…

Por su parte, Distroller describe la misión de sus juguetes como el “fomento de la imaginación de los niños dándoles herramientas para que creen su propia historia sin poner limites a su imaginación.” Y la verdad es que suena muy bonito y lo es. Acepto que si fuera niña probablemente estaría más que extasiada con todas las chucherías de los Neonatos.

Para mí jugar con muñecas era algo serio, tuve a la Cabbage Patch que comía, me gustaba el Nenuco que cagaba, mis muñecas favoritas tenían cumpleaños el cual celebrábamos con un Pingüino y una velita, a veces compraba Gerber para darles de comer, las sábanas viejas hacían la camita de mis muñecas y hasta una vez convencí a mi mamá de comprar pañales en la sección de bebés. Amparín Serrano de seguro hacía lo mismo de niña así que decidió que al éxito comercial de la Virgencita Plis se le podía sumar otro nicho: los niños y los juguetes y probablemente ha sido su mayor acierto comercial. La Chamoy y los Neonatos se venden como pan caliente y el 5 de enero la fila afuera de las boutiques de Distroller superaban las 150 personas.

Lo que Amparo hizo fue tropicalizar los Nenucos, darles un diseño llamativo y colorido, tener todo lo que ese bebé va a necesitar y lo mejor: crear toda una historia alrededor de sus productos. En las tiendas puedes encontrar biberones, vacunas, pañales, papilla especial para los Neonatos, camas, cobijas, ropas… Todo para hacer del juego algo real. Aún cuando sabemos que es una broma y no es parte de la realidad, los Neonatos se toman muy en serio. En las tiendas, siempre hay una enfermera que antes de que tu Cigoto o tu Ksi-merito salga de la tienda, te da su cartilla de vacunas y lo envuelve en cobijas dentro de una caja–incubadora. Además, en su canal de YouTube hay varios videos de la enfermera Tania explicando cómo darles de comer, cómo cambiarlos, cómo arrullarlos…. Todo. Los niños son felices y los papás no tanto. pues aunque el monito puede no salir tan caro, al final los accesorios hacen que los tickets sean de más de 2,000 pesos, además de que hay que estar comprando las vacunas periódicamente. No estamos seguros de que Huizinga se refiriera a esto con tomarse el juego en serio y darle un lugar primordial en nuestras vidas.

LO NO TAN CHIDO: MUÑECOS MOCHOS

distroller

La Guadalupana pop de Distroller

Los primeros diseños de Distroller que saltaron a la fama fueron los de la Virgen de Guadalupe por lo que no debería de sorprendernos que los valores cristianos-catolicos-romanos-y-apostólicos permeen todos los productos de la marca. Una marca que parece ser muy fresca en sus formas pero que en sus mensajes es muy tradicional. Habrá quien diga que el simple hecho de darle una muñeca a las niñas y un cochecito a los niños ya es una cuestión de género y es encasillarlos para ser algo. crecí jugando Barbies y muñecas y sin embargo no creo que ser mamá sea lo único que puedo ser en la vida, tampoco creo en negarle el aborto a ninguna mujer y estoy segura de que no por ser mujer hay que ser mamá.

Parece ser que el problema actual es más bien la falta de guía de los papás, pues mientras a mí me dieron muñecas y Barbies también me decían que yo era capaz de hacer y ser lo que fuera, me trepaban a los go-karts y me enlodaba jugando fútbol. Así que no creo que los Neonatos tengan el poder de hacer que las niñas crean que solo pueden ser mamás. Ningún medio es tan poderoso como para hacer que las personas obedezcan sin ningún razonamiento de por medio, dejemos ya la teoría de la aguja hipodérmica que ya pasaron los cincuentas.

LO ATERRADOR: ¡TENGO QUE CUIDAR A MI KSI-MERITO!

En una de esas reuniones familiares donde conoces a primos que ni sabías que existían, estaban dos niñas, las dos traían a sus Neonatos, una con todo y pañalera… no vaya a ser que al Ksi-merito le diera hambre a la mitad de la reunión. Todos estábamos sorprendidos de la seriedad que se le daba al asunto y más cuando el papá confesó que en las últimas vacaciones un día no pudieron salir de hotel porque el Ksi-merito estaba muy enfermo y la niña había olvidado las vacunas, así que no podía sacarlo a pasear y mucho menos dejarlo solo en el hotel. La buena noticia es que ese mismo día en la alberca la dueña del Neonato conoció a otra niña que por suerte sí traía vacunas extra y mejor aún, sabía cómo suministrarlas. La mamá del muñeco pudo retomar sus vacaciones con su bebé siempre a su lado.

En verdad quisiera que esta historia fuera fantasía pero no, es real. Este juego es tan serio que puede parar la vida “real” porque un muñeco de peluche está enfermo y peor, las niñas sienten que toda la responsabilidad para curarlos es de ellas. A esto se suma que la publicidad de Distroller rodeada de palabras chidas y de eres lafa nefetafa nos envuelve en una onda cool y relajada pero, ¿cuál es la delgada linea entre ser chido y crear comerciales en donde se de a entender que las niñas tienen como única y primordial obligaciónn cuidar Ksi-meritos, Neonatos y Cigotos?

En 2012 apareció un video en el que se ve a unas niñas cuidar a sus bebés mientras cantan: Tengo que cuidar a mi Ksi-merito. No sé si es el tono de drama tipo comedia de las 9, el maquillaje y la ropa estilo little miss sunshine o la letra acompañada de las imágenes en las que las escuinclas solo se dedican a eso; pero la verdad, es algo perturbador: vestidas con delantales, solo están en la casa y en el salón de belleza.

¡Baño, vacuna, comida, repite!

AMPARIN4

Este artículo se iba a llamar “En defensa de Amparín” pues he escuchado varios comentarios sobre cómo sus diseños “horribles” no merecían la pena, o si los muñecos están espantosos, o de cómo tomó a la pobre Guadalupana para hacer dinero… y a todo eso me parece que mi respuesta sigue siendo la misma: a mí me da gusto que una mujer mexicana la rompa en grande. Sin embargo, los valores que parecen representar sus juguetes tienen mucho de aterrador, pues al contrario de buscar el crecimiento/maduración de las niñas en libertad, al parecer el mensaje es que el juego de ser madre es su única y más importante responsabilidad. Y cómo diría el tío Ben: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Así que Amparín plis, ayuda a crear una generación de niñas empoderadas que no piensen que ser mamás es lo único en la vida que pueden aspirar a ser.

PARA LEER MÁS

Lorena Salcedo

Estudió una maestría en comunicación y terminó amando la literatura infantil, y no cualquiera, sino la que está llena de ilustraciones. Es glotona y siempre quiere pizza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *