skip to Main Content
Menú

Los cuentitos que no son cuentos

enhanced-29198-1443129148-7

Aparecieron en www.buzzfeed.com imágenes del ex jefe de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, vestido como princesa de cuento clásico; en este caso “La Bella y la Bestia”.

 Los cuentos clásicos tienen más de doscientos años de vida y son la rama más joven de la mitología que nos heredó la Edad Media. Estas historias hablan sobre lo difícil que es crecer y lo duro que es el mundo, por eso son cuentos clásicos, nunca pasarán de moda. A quienes hay que agradecerles por los cuentos clásicos son a los hermanos, Jacob y Wilhelm, Grimm, y no porque sean las mejores versiones, sino porque son las más populares

¿Por qué los cuentos de los Grimm muestran la crudeza del mundo tal y como es? Porque las historias vienen de una tradición oral; es decir, cuentos que hace mucho tiempo se narraban de boca en boca en los pueblos europeos. Los hermanos Grimm recopilaron las historias de tradición oral en un libro para que no se perdieran jamás. Los hermanos Grimm no inventaron los cuentos de hadas, sino que los llevaron al papel para salvarlos de la guerra, y a lo largo del tiempo, ellos mismos los modificaron. 

La recopilación de cuentos de hadas de los hermanos germánicos comenzó en 1806 y se publicó por primera vez hasta 1812 bajo el título  Children’s and Household Tales; además, después de la primera publicación, hubo más de seis ediciones donde las historias sangrientas, sexuales y peligrosas iban siendo editadas para hacerse más “amigables” al público infantil y juvenil, en pocas palabras, se VACUNÓ a los cuentos de hadas.

Design-of-the-front-of-the-1992-1000-Deutsche-Mark-showing-the-Brothers-Grimm40-550×253

Los hermanos Grimm fueron la imagen de la máxima denominación demarco alemán.

La antología de cuentos de los Grimm fue pensada sólo para adultos en un principio, hasta después de la tercera edición se decidió censurar muchas de las historias, se borraron hadas y se agregó una moral donde la única autoridad para juzgar lo bueno y lo malo era Dios.

Desde hace más de doscientos años nos hemos perdido de los verdaderos cuentos  de hadas que no sólo Disney ha modificado, sino también los mismos hermanos Grimm. Por más de doscientos años nos hemos perdido de niños que  se ahogan en las bañeras por descuidos de sus mamás, así como de niños que cortan gargantas y también de mamás que se comen a sus propios hijos. De acuerdo al profesor Jack Zipes, especialista en literatura comprada de la Universidad de Minnesota, dice que Wilhelm Grimm “borró todos los cuentos que pudieran ofender a la clase media religiosa…por lo que agregó muchas expresiones cristianas y proverbios…Estilísticamente embelleció los cuentos y eliminó algunas hadas de las historias por asociaciones con hadas de origen francés”, según Zipes, las hadas se borraron porque eran los tiempos en los que Francia estaba invadiendo Alemania durante las guerras Napoleónicas, por lo que los Grimm no querían hacer enojar a sus compatriotas con cuentos que aludieran al enemigo.

Aquí algunos hechos sin censura que no confían de de “Rapunzel”, “Blanca Nieves”,” La Bella y la Bestia” y “La Cenicienta”.

marcelo-ebrard-blancanieves

No podemos negar que es una gran imagen.

  • A lo largo de la historia, Rapunzel es embarazada por el príncipe; sin embargo, se entrega por convicción a su captor y escapa con él.
  • En la verdadera historia de “Blanca Nieves” su madrastra es en realidad su madre, ella es quien le pide al cazador que apuñale a su hija hasta la muerte y le traiga de vuelta sus pulmones y el hígado como prueba de su misión. 
  • En La “Cenicienta”, una de las hermanastras se corta parte del pie para que la zapatilla le quede y poder ser la esposa del príncipe.
  • En “La Bella y la Bestia” no existe una anciana hechicera que maldice al príncipe, sino que es un hada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *