skip to Main Content
Menú

Es pocamadre ser chica por unos días

katniss_and_tris___wallpaper_by_xnicicupcake-d7e1nrn

katniss and Tris de xNiciCupcake en Deviatnart.

Personajes como Tris y Katniss están cansadas de la sumisión, el abandono y la explotación que la sociedad de sus historias les brindan como un presente y un futuro que no pueden cambiar; sin embargo, estas chicas inspiran a toda una revolución en sus ciudades no por el tamaño de sus músculos, sino por su capacidad mental y estratégica para derrocar al enemigo.

La nueva oleada de novelas juveniles, y por qué no decirlo, también para adultos, están escritas en presente, éste es el secreto de las escritoras Veronica Roth y Suzanne Collins, dueñas de Divergente y Los Juegos del Hambre respectivamente. En las novelas de Roth y Collins la trama está sucediendo justo en este momento, lo que nuestras misses de secundaría no explicarían así: Yo estoy jugándome la vida en los Juegos del Hambre.

Justo ahora Tris está escapando de la cuidad para reunirse con los demás divergentes y Katniss se alista como tributo para pagar la insolencia de su distrito. Si pudiéramos observar en una pantalla el presente de Divergente y Los Juegos del Hambre –y no estoy hablando de las películas, sino de los libros– sería como un reality show, un programa donde no podemos descifrar las acciones futuras de los personajes ya que la trama avanza en tiempo real, un tiempo en el que ellas están siendo observados las veinticuatro horas del día y los siete días de la semana. Y como en todo buen reality show no sabemos qué puede suceder, todo está ante nuestros ojos en vivo y en directo.

La misma Collins ha dicho que la idea para crear Los Juegos del hambre se le vino a la cabeza cuando estaba observando un reality show; y que también la inspiración vino de la guerra contra Iraq, así como de la experiencia de su padre en la guerra de Vietnam. Lo que Collins fue combinar la carnicería de la guerra con un medio masivo como la Tv… ¡Bummm!, nacieron Los Juegos del Hambre.

the_hunger_games_final_five_by_jaaawn-d4wgytn

The Hunger Games Final Five por jaaawn en Devianart.

No por nada los Juegos del Hambre son transmitidos en vivo y en directo para que todo Panem se horrorice y se maraville con las habilidades de cada competidor; de igual forma, tenemos que recordar que una y otra vez la resistencia encabezada por Katniss hackea los canales de comunicación del capitolio para transmitir mensajes de insurrección y esperanza. La batalla por la libertad no sólo es en los campos de batalla, sino también en cada una de las pantallas de Panem. Por cierto, la palabra Panem, el país que gobierna sobre la tierra de Los Juegos del Hambre, proviene de la frase en latín “Panem et circenses”, que se puede traducir como “pan y circo”, una frase que se utiliza para describir a gobiernos, empresas, instituciones o quienes ustedes quieran que utilizan el entretenimiento como medio para ejercer poder e influencia sobre la población civil. Muchas veces el entretenimiento es un medio para buscar la aprobación y simpatía de los ciudadanos.

Divergente y Los Juegos del Hambre son tramas que fascinan al lector porque están contadas como estamos acostumbrados a que nos cuenten historias, narrativas que pasan en frente de nosotros, somos la generación del lenguaje audiovisual: cine, televisión, videojuegos, vine, youtube, twitter, etc. 

La cantidad de pantallas y cámaras por todos lados en las historias de Divergente y Los Juegos del Hambre no son tan innovadoras como parecen, desde 1949 George Orwell ya había imaginado un mundo observado en su novela 1984, donde el Estado controla  y manda sobre la vida de sus ciudadanos; justo el problema principal en Divergente y Los Juegos del Hambre, ¿coincidencia? O simplemente será que la historia de Orwell sigue viva hasta nuestras días.

SNOW

Snow al estilo “HOPE” por Pixhunter, una estética que utilizó Barack Obama en su campaña presidencial de 2008.

En la novela de George Orwell se inauguró el concepto de “Big Brother”: un líder totalitario que no se puede decir con seguridad si es humano o una máquina; pero, de lo que si se tiene certeza es que lo puede ver TODO cuando QUIERA y COMO QUIERA, nadie se puede escapar de ÉL, características muy parecida de el capitolio en Los Juegos del Hambre y las cinco facciones que controlan la vida de las personas en Divergente.

Una probadita de 1984

Quien no haya leído cualquiera de estos libros no podrá entender los tiempos en los que vivimos, el “Big brother” lo sigue viendo todo, Tris y Katniss se han vuelto una necesidad para salvarnos del presente.

¿Realmente Divergente y Los Juegos del Hambre son tan parecidos?

Es inevitable la relación de cercanía entre Divergente y Los Juegos del Hambre, por supuesto que son similares entre sí; no sólo por la trama que se desarrolla en universos totalitarios, sino también por la forma en que los libros están pensados: trilogías con un alto índice de violencia por una buena causa con adolescentes rebeldes/enamorados y en contra del poder. A mi manera de ver –a veces pienso que es lamentablemente y otras veces no–, las historias de las novelas juveniles de los últimos años tienen hilos de la trama muy parecidos: el romance, la lucha cuerpo a cuerpo y los mundos distópicos –sociedades con características negativas como el hambre, la desigualdad, pobreza, etc.–se están volviendo la regla general y por supuesto, no podían faltar, las adaptaciones cinematográficas que estas sagas nos han regalado desde hace un rato. 

Las adaptaciones cinematográficas de novelas juveniles y para adultos han sido una tendencia en la industria del entretenimiento, me atrevería a decir que desde la adaptación de Harry Potter y El Señor de los anillos estrenadas en 2001, esto ha sido una continua linea del tiempo que no ha cesado, el binomio libro-película es un cáliz de vida para la industria editorial y cinematográfica.

Volviendo a las cosas que tienen en común Divergente y Los Juegos del Hambre, en las dos historias las protagonistas pelean contra el poder que gira a su alrededor, desde el gobierno totalitario hasta con la vecina de la esquina cuando ésta intenta doblegarles el espíritu o simplemente hacerles trizas los sueños.

Personajes como Tris y Katniss están cansadas de la sumisión, el abandono y la explotación que la sociedad de sus historias les brindan como un presente y un futuro que no pueden cambiar; a su vez, estas chicas inspiran a toda una revolución en sus ciudades no por el tamaño de sus músculos, sino por su capacidad mental y estratégica para derrocar al enemigo. Tris y Katniss son los personajes más interesantes en sus respectivas sagas, más allá de los muchos problemas que tienen que solucionar, la lectura de sus pensamientos en vivo y en directo es fascinante, es como meterse a una bola de cristal llena de ideas que chocan, se queman, nacen, crecen y se revientan con toda la inteligencia que uno es capaz de imaginar. En la lectura de Divergente y Los Juegos del Hambre uno se convierte en Tris y en Katniss, es pocamadre ser chica por unos días.

the_hunger_games___katniss_the_mockingjay_by_curry23-d4q40ub

Katniss the  Mockingjay por Curry23 en Deviantart.

Es importante decir que tanto Divergente como Los Juegos del Hambre vinieron a revolucionar la figura femenina en la novela juvenil: heroínas como Tris y Katniss se quedarán para siempre en nuestras corazones, más por aguerridas y chingonas que por lo ajustado de sus pantalones y la hermosura de sus caras. Chicas que dejaron por un rato el amor de “princesa” para derrocar tiranías, “porque cuando la tiranía es ley, la revolución es orden.” (René Pérez 2014).

PARA LEER MÁS

  • (En inglés) The Games People Play: Information and Media Literacies in the Hunger Games Trilogy, de Don Latham y Jonathan Hollister, 2014.

Luis Mario Reyes

Soy zurdo y tengo el pie plano. A veces no puedo aprender nada, y eso me gusta. Editor en jefe de Libertimento y maestro de primaria retirado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *