skip to Main Content
Menú

Noctambulante: pánico de masas

wallpaper-noctambulante-7mo-aniversario

Póster del 2015 donde se proyectaron películas como Goodnight mommy, Lady in whiteEx machina que ganó el Oscar a mejores efectos visuales en 2016.

Hijo de un proyectista, amante de la literatura y el cine, él es Francisco de León, uno de los miembros fundadores de Noctambulante. Francisco también se dedica a la filosofía, a la poesía y al teatro. Por cierto, también detesta ir al cine en un centro comercial y ahorita les platicamos por qué.

Rara vez he ido a acampar. No es como que en México suela ser una costumbre, aunque hay quienes lo hacen en el Ajusco, el Desierto de los Leones o hasta en Chapultepec. Pero la primera vez que lo hice fue en Cuemanco, bajo una lona y viendo, de madrugada, What We Do in the Shadows (Taika Waititi, Jemaine Clement, 2014), una película que era más bien un documental falso, como un reality show de vampiros. Fue la primera vez que fui al Noctambulante.

Para quienes no lo conozcan, Noctambulante es una muestra de cine itinerante en la Ciudad de México, lo cual significa que una o dos veces al mes, en algún hospital abandonado, una chinampa o una colina boscosa, la gente se reune a ver películas de miedo por toda una noche. Hay que llevar casas de campaña, sleeping bags y mucha energía, porque las películas suelen comenzar a las 8 de la noche y acaban a las 6 de la mañana.

La cartelera suele incluir joyas del cine internacional que difícilmente podrías ver en otros espacios; es decir, cine independiente, raro y propositivo que hasta es difícil bajar de torrents. Llega a haber cine comercial, pero en esos casos, Noctambulante exhibe versiones inéditas o con escenas nunca antes vistas. Por ejemplo, alguna vez proyectaron la primerísima versión de Halloween de John Carpenter.

Quien logra aguantar hasta el amanecer se lleva grandes sorpresas, y hasta los que caen dormidos disfrutan de la misma forma. En sus eventos a campo abierto, siempre cuentan con ambulancias, servicios de comida y sanitarios, seguridad e iluminación. De eso se trata: del argüende, del miedo, de la plática y de estar juntos.

Noctambulante nació a partir de un colectivo llamado Pánico de Masas que se formó en los 90. Este colectivo organizaba el Festival de las Culturas Alternativas en la misma década; un festival que solo tuvo cinco ediciones porque no contaban con apoyos económicos. Francisco comenta: “mucha gente olvida que los colectivos que nacimos en ese periodo fuimos los que permitimos que se inauguraran muchísimos espacios culturales y apoyos económicos que  no había”.

No fue hasta 2001 que Pánico de Masas se estableció en el Galerón, un foro –cine club– medio abandonado en la poderosísima colonia Guerrero (La “Warrior” para la banda). Durante seis años, el Galerón fue un espacio cinematográfico. Allí había maratones de cine, conciertos, exposiciones de pintura, eventos literarios, danza, etc. Según Francisco, “incluso se logró que se reconociera a este tipo de lugares como espacios culturales y no como bares como nos querían caracterizar tanto en Hacienda y ante todas las instancias donde nos teníamos que registrar”.

Francisco nos cuenta que en un principio los querían constituir como bar cuando ni siquiera vendían alcohol –aunque claro, en algunas ediciones de Noctambulante sí está permitido el chupe–. El Galerón cerró sus puertas en el 2008, pero no fue por falta de sustento económico ni audiencia. El lugar acabó su ciclo porque Francisco había ganado una beca para trabajar en Canadá y los demás integrantes de Pánico de Masas estaban ocupados en otros proyectos, una decisión muy difícil. Sin embargo, fue así como nació Noctambulante.

screen-shot-2015-02-25-at-14-18-08

¿Te late la acampada, el terror y el cine? Noctambulante es para ti.

CONTINÚA ABAJO…

NOCTAMBULANTE

Noctambulante surge en 2008 como un evento cuyo objetivo es generar un espacio cinematográfico comunitario, una cualidad que el cine ha perdido. Aquí es cuando nos remontamos a la infancia de Francisco; él nos relata acerca del terremoto de 1985, año en el que se derrumbaron varios cines donde trabajaba su papá; locales de colonia donde la gente del barrio iba a ver películas. “Y por mucho que a veces tuvieras que ir a otras colonias para ver una película había una noción de cercanía, veías a mucha gente que conocías. Con Noctambulante dijimos: sería lindo volver a esa cuestión, formar una comunidad que le guste el cine”.

El segundo objetivo de Noctambulante es abrir un espacio itinerante. ¿Qué quiere decir esto? Pues intervenir espacios para recuperar la idea del cine como barrio, comunidad y unidad. Lugares que van desde un cementerio, las chinampas en Xochimilco y un gimnasio de box.

NOCTAMBULANTE

El maratón de películas en Noctambulante es un evento de cine comentado con cintas especializadas en el género de terror y la fantasía; aquí la pura calidad, raza. En Noctambulante la audiencia puede –tiene que– intercambiar ideas, debatir y platicar sobre lo que han visto, sus gustos, manías y pasiones. 

“La verdad es que a nosotros nos sigue sorprendiendo el avance que ha tenido Noctambulante en los últimos años, sobre todo en los últimos tres o cuatro años, pues hemos empezado a tener públicos nuevos”. 

En palabras de Francisco: Noctambulate es casi una moda con la aparición de las redes sociales; este año celebrarán su 8ª edición. Lo que sigue para Noctambulante es convertirse en festival cinematográfico con invitados internacionales y donde la audiencia podrá participar enviando cortometrajes para su exposición.

1044525_10151691072014060_1006432688_n

Francisco es atacado por el cartel del Campamento Sangriento en junio de 2013, en el Ajusco.

Para terminar con la entrevista, le pregunto a Francisco cómo es que el género de terror tiene la magia de crear comunidades, no solo en el cine, sino también en la literatura o cualquier expresión artística; una pregunta que sonó más a un por qué:

“Yo siempre he dicho que el arte no hace que evadamos la realidad, sino que lo usamos para enfrentar la realidad en otros modos. El horror, lo fantástico y en lo particular lo sobrenatural, permiten enfrentar ciertos miedos a partir de la ficción”.

Es así como un grupo de personas se reúne para enfrentarse a la realidad a través de una pantalla en algún lugar siniestro de la ciudad de México donde se encuentre Noctambulante, comunidades de cinéfilos que son fieles desde El Galerón. El terror nos llama, hace que nos juntemos, comentemos y gritemos de miedo por el simple hecho de estar vivos.

13987848_10153669523667213_1064233975_o

PARA LEER MÁS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *