skip to Main Content
Menú

“Game of Thrones”: normalización de la violencia en la sociedad del espectáculo

gameofthrones

La serie de Tv Game of thrones (A Song of Ice and Fire, saga) tiene como mayor influencia a la historia de El señor de los anillos.

¿Qué tan "normal" es la violencia en "Juego de tronos"? ¿Será que en cada episodio nos sorprendía con algo? ¿O ya nos tenía acostumbrados a la sangre, violaciones y asesinatos? ¿Realmente todo aquello "servía" al argumento de la historia?

La sexta temporada de Game of Thrones en HBO terminó el pasado domingo 26 de junio y me parece que es buen momento para ahondar en la temática que por excelencia se ha convertido en el trademark o selling point de esta saga fantástica que a todo el mundo ha vuelto un fan: la violencia. 

Pocos son los episodios de la serie a cargo de David Benioff y D.B. Weiss en los que no se muere ningún personaje, y antes de que cualquier lector de las siguientes líneas me tire de puritano anti-violencia, debo decirle que soy ávido consumidor de Juego de Tronos. Sin embargo, a veces y específicamente en esta sexta temporada, los niveles de violencia en la pantalla han rebasado mis límites. Y mucho tiene que ver con que no es una violencia realmente justificada en la narrativa de la serie, sino que más bien se ha convertido en un dispositivo gore que cumple expectativas de espectadores cada vez más y más sádicos. 

VIOLENCIA MEDIÁTICA

La violencia siempre ha sido parte inherente del ser humano, tanto en su realidad como en su ficción. En este país y en está ciudad, las noticias cargadas de violencia son parte de nuestra cotidianidad y la mayoría de los mexicanos nos hacemos de la vista gorda ya por protección de nuestra psique o desgraciadamente por costumbre. Sin embargo, la violencia en la ficción sí la toleramos e incluso la buscamos para consumirla. Nos entretiene. Alimenta nuestras pulsiones agresivas y de alguna manera las sublima para que los neuróticos evitemos romper con el contrato social que medio nos mantiene en orden. 

got

George Martin ha dicho que la violencia (explícita) de su saga está basada en las relaciones de poder que tenían los hombres sobre las mujeres en la Edad Media.

Tal vez todos tenemos un limite de violencia y la crudeza a la que la serie ha llegado, o hasta hemos modificado los estándares de esos limites para seguir viendo Game of Thrones. El autor de ciencia ficción Heinlein menciona que: “La violencia es la autoridad suprema de la que todas las demás autoridades se derivan”. ¿Quien más poder acumule, tiene más oportunidad de ejercerlo violentamente? El ciclo vicioso de quién puede más se desata y ahí tenemos las matanzas y las luchas por poder y territorio que surcan todos los estados de nuestra República a los ojos de sus pobladores y la indiferencia de su Gobierno. 

Estas dinámicas entre violencia y poder se hacen evidentes en la pugna por el Trono de Hierro que encabeza los Siete Reinos de Westeros, ya sea por el control, el mero orgullo de una familia o el capricho de un individuo. Lo sorprendente es que nosotros, los televidentes, ansiamos esos momentos en que nuestros personajes favoritos se vuelven más y más culeros. Nos encanta ver la transformación de Arya en una asesina, el empoderamiento de Sansa, los planes malévolos de Cersei, y hasta las torturas de Ramsey Bolton. Y cada temporada la expectativa se eleva y queremos todo reloaded, más violento y más sangriento para que nos sigan sorprendiendo. ¿No es suficiente leer el periódico en nuestro país para sorprenderse? 

got

“I choose violence” – Cersei Lannister.

No solo nos sentimos cómodos ante la violencia, sino que la estilizamos al punto de portarla con orgullo. ¿En qué momento la violencia se volvió sinónimo de identidad? Una identidad prestada, protegida y amparada por la ficción de Westeros. Pero la propia, la que vivimos todos los días en nuestras calles; ésa sí que no sea nuestra. La fantasía de Game of Thrones nos ha dado licencia para regodearnos en nuestra propia mentira nacional, pues mientras haya dragones no hay pedo.

PARA LEER MÁS

Israel León F.

Israel León Fájer .- D.F 1988 – Investigador artístico. Cineasta obsesionado con la escena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *