skip to Main Content
Menú

Primeros aullidos: licántropos y la anatomía del dolor. Parte 2

hairiest-110304-02

La hipertricosis, conocida como “el síndrome del hombre-lobo”, es causada por un gen que promueve el crecimiento excesivo de cabello.

Las capacidades del hombre-lobo varían: inteligencia, visión nocturna, olfato y oídos extremadamente desarrollados, además de ser rápidos y fuertes; ellos son depredadores en todo el sentido de la palabra.

Para las mujeres y los nacidos licántropo existen historias de la región de Portugal y Galicia donde la condición se transmite vía paterna al séptimo hijo. Se trata de niños considerados mágicos con la capacidad de curar y en ocasiones ver a los muertos, como si además del umbral entre el hombre y el lobo, se encontrarán en un punto intermedio entre la vida y la muerte. Por cierto, a las mujeres lobo suele llamárseles peeiras (“guardianas de los lobos”) o hechiceras.

Igualmente se creía que podían ser causa de licantropía los bautismos no concretados, los niños producto de una relación incestuosa o los procreados en Navidad, Pascua, etc. En términos generales, eran criaturas que se consideraba no debían haber nacido y al encontrarse entre las leyes su posición social estaba comprometida, así que se situaban en un umbral, en constante contacto con otro mundo y por ello alternaban entre ambos, mutando su forma, de la misma manera que los hacen el día y la noche, en periodos de siete años.

Inspired by the classic Universal film that launched a legacy of horror, ?The Wolfman? brings the myth of a cursed man back to its iconic origins.

Benicio del Toro se transformará en un hombre-lobo gracias a la herencia maldita de su padre en The Wolfman (2010).

Al respecto, podríamos considerar Los trabajos de Persiles y Sigismunda, una obra de Miguel de Cervantes publicada en 1617 que narra la historia de Periandro y Auristela, príncipes nórdicos que peregrinan por varias zonas geográficas y se encuentran en Roma logrando casarse, es hasta ese momento que adoptan los nombres de Persiles y Sigismunda.

En el capítulo octavo Rutilio da cuenta de su vida, dice ser un maestro de danza procedente de Sena, quien tuvo un amorío con la hija de un rico que lo había contratado para que la enseñara a bailar. Se escapan de casa del padre y al ser atrapados, Rutilio es encarcelado y sentenciado a muerte.

Ya en el calabozo, es visitado por una mujer que dice estar presa por fatucherie, a las que en castellano llaman “hechiceras” y a quien habían soltado para hacer una curación con hierbas. Aquélla le propone sacarlo de la cárcel si se convierte en su esposo y él acepta.

giphyhombrelobo

En términos científicos, la transformación de una persona en hombre-lobo tomaría varias semanas y finalizaría con una muerte segura.

Por la noche ella va a buscarlo y salen de la prisión mientras los guardias se encuentran en un sueño profundo, ella saca un manto y le indica que se pare sobre éste. Cuando él obedece, ella comienza a murmurar algo que Rutilio no entiende y al momento se elevan en el aire. 

Luego de cuatro horas de vuelo el manto toca tierra y se percata de encontrarse en tierras desconocidas, ella lo abraza y él se aparta de la hechicera para ver que ha cambiado a la forma de un lobo. Cuando él la apuñala (le produce dolor), ella recupera su forma de mujer, justo antes de morir.

CONTINÚA ABAJO…

Por otro lado, en Europa Central y del Este está más arraigada la creencia en la que un niño nacido con un caput galeatum, una membrana que cubre la cabeza al nacer, simboliza un doble nacimiento que lo posiciona entre sus dos naturalezas: humano y animal. En estas regiones, un buen guía puede llevarlos a convertirse en hombres-lobo que resultan grandes guerreros para su pueblo.

pay-five-month-old-werewolf-baby-boy

 Manisha Sambhaji Raut (5 meses, 2016), bebé con hipertricosis. Fotografía Asia Press.

En resumen, los licántropos no sólo representan el lado animal de los seres humanos, también simbolizan nuestras pulsiones, la consecuencia de la transgresión a la civilidad y hasta el poder obtenido por el contacto con nuestro lado más natural. Particularmente, están basados en el dolor y la búsqueda de la humanidad que se les ha negado, produciendo el sufrimiento  que no pueden sentir.

PARA LEER MÁS

A.M. Salemcort

Historiadora del arte, entusiasta de las antigüedades, los monstruos, el té y los puntos suspensivos…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *