skip to Main Content
Menú

Raquel Castro, una escritora de terror

RaquelCastro

Raquel Castro el año pasado en la Quedada Bloguera.

Lo que empezó como un chiste, se ha convertido en una profesión para Raquel Castro, ganadora del Premio Gran Angular. La autora de "Ojos llenos de sombra" escribe desde niña y lo hacía para generar risas entre sus amigas.

A mí lo que me gustaba en esa época era ser un bufón, lo hacía con mucho gusto y lo hacía escribiendo. 

Nos fuimos a echar un cafecito con Raquel para platicar sobre su labor de escritora pero sobre todo acerca de su relación con el terror, tanto creativa como lectora y fanática de este género.

DE LA CHACOTA AL GRAN ANGULAR…

– ¿Cómo pasaste de escribir para hacer reír a generar una novela premiada?

– Empecé a trabajar como guionista pero para mí eran dos cosas distintas: escribir y hacer guiones. Seguí escribiendo por hobbies en un blog pero para mí era diversión, puro chiste, chacoteo. Fue hasta 2007 que me di cuenta de una cosa: yo estaba escribiendo a ratitos y botaba el trabajo desde finales del siglo XX, (si seguía por ese camino) no iba a quedar nunca (algo) si no me sentaba en serio a trabajar en ella… que era más que chacota, entonces fue en 2010 que dije: bueno, creo que esto es una novela. No sabes que angustia decir “novela”, “Yo voy a escribir una novela” y empece a tomarla enserio y me hizo tomar enserio cosas que había escrito antes.

Y menos mal que dejo el chacoteo para concentrarse en esa novela que más tarde saldría publicada como Ojos llenos de sombra, novela que ganó el Premio Gran Angular en 2012, uno de los más importantes en el ámbito de la literatura juvenil.

– Yo pensaba, acabo de escribir esto, lo meto en un concurso como para soltarlo, para ya sentir que no le puedo estar corrigiendo más cosas… Lo meto al concurso. Pierde. Busco en unas cuatro o cinco editoriales, que me batean. En unos dos–tres años alguien se apiada de mí y sale ¡Y MADRES! Que gana el concurso a la primera, me avisan en junio y en septiembre ya estaba el libro de carne y hueso. Fue otro factor que me obligo a decir: ¡Ay caray, tómalo en serio! Cuando un jurado sin saber quién eres tú, y entre un montón de trabajos dicen:

Nos gustó el tuyo.

Te da una responsabilidad grande, ya no te puedes hacer güey, ya no le puedes hacer al cuento, puedes seguir dudando pero siento que ponerte en un plan así de “Ay yo no soy escritora”, no nada más es insultar tu propia valía, sino la de ese jurado y la de las otras personas que participaron y no ganaron, de los lectores que llegan y te dicen: oye, me gustó el libro.

ojos-llenos-de-sombra

Con esta novela Raquel Castro ganó el  XVII premio de literatura Gran Angular en 2012.

Por buena suerte ,Raquel no ha perdido la chacota, quien la sigue en redes sabe que es una escritora a la que le gusta el juego y que no teme reírse de sí misma. Fotos con filtros, haciendo caras, jugando con su gato, donde también ha foto de sus presentaciones y encuentros con lectores; ella se mantiene sencilla. Probablemente sea porque como ella misma lo dice, aún hoy en día le es difícil reconocerse a sí misma como escritora.

Todavía ahora cuando hay que decir a qué te dedicas, yo lo pienso, y más cuando vas a pasar migración o en Hacienda, sería más fácil decir que soy oficinista.

¿Más fácil? Sí. ¿Más deprimente? ¡Tambien!

UN FESTÍN DE MUERTOS

¿Quién ha leído una historia de zombies mexicanos? Así es, nosotros tampoco, y en primera instancia suena bastante jalada la idea. Pero aunque no lo crean, Raquel Castro y Rafael Villegas lograron armar una antología con cuentos originales escritos por algunos de los autores más reconocidos actualmente en nuestro país. Y es que los zombies están de moda pero parece que nos gustan más cuando son gabachos.

zombies

Hay más zombies además de los de The Walking Dead.

– ¿Cómo surgió la idea para Festín de muertos?

– Yo primero era fan de los vampiros. Luego los vampiros empezaron a brillar y yo dije: ya no soy fan de los vampiros, ¡ ahora me gustan los zombies! Y hubo quien se lo tomó literal y me empezaron a regalarme películas, libros y demás cosas. Primero era un poco en broma, pero luego encontré que fuera de los clicheé, te encuentras historias muy interesantes que hablan sobre el gobierno, la sociedad, la naturaleza humana y te conflictúan bastante, te ponen a pensar un montón y además son muy divertidas. Entonces me empecé a clavar con eso y me invitaron a dar una charla sobre zombies en Guadalajara y también invitaron a Rafa Villegas, como nos fue muy bien, nos empezaron a llamar para dar otras charlas en otro lado y siempre que nos preguntaban sobre historias de zombies en México los dos nos quedábamos…

Ok, hay una novelas de zombies que venden en el Chopo pero en ningún otro lado… hay un libro que publicaron hace no sé cuántos años y que no han reeditado… Hay uno pero que es paródico.

Un día dijimos: oye, no hay zombies mexicanos, vamos a hacerlos y se nos hizo más fácil convocar autores para hacer una antología que hacer una novela a 4 manos. Y ahí nos tienen mandándoles mail a los autores que nos gustarían:

Hola Fulanito, tú no nos conoces o tal vez nos recuerdes por aquella vez en la cantina, pero tenemos este plan, queremos hacer una antología de zombies, el único requisito que estamos poniendo es que no sea chacota, que se tome el tema de los zombies en serio y que nos aguantes porque no hay editorial ni sueldo.

Y nos fue muy bien con la respuesta, llegaron cuentos muy interesantes y ya que lo tuvimos completo –armado el libro y todo– nos pusimos a buscar editorial, a tocar puertas y caímos en blandito porque cuando en Océano nos dijeron que sí, tenía más de año y medio que le habíamos mandado el libro; pero incluso, para el tiempo que tardó, funcionó a favor del libro y que haya salido en la colección juvenil y no en la general, fue algo bonito.

festindemuertos-2

Festín de muertos tiene 18 relatos bajo la autoría de escritores como: Bernardo Fernández “Bef”, Bernardo Esquinca, Luis Jorge Boone, Cecilia Eudave, Alberto Chimal, José Luis Zárate, Karen Chacek y Norma Lazo.

Pero aunque a Raquel le puedan encantar los zombies, confiesa que a ella no le gustaría ser uno.

Curiosamente no me gustan los zombies para ser uno de ellos, yo quiero ser sobreviviente, ¡ILUSA!

PARA LEER MÁS

  • Festín de muertos. Relatos mexicanos de zombis, 2015.
  • “Viva”, en El silencio de los cuerpos, 2015.
  • “¿A qué le tienes miedo?”, en  Sombras. Cuentos de Extraña Imaginación, 2015.
  • “Hijo del lechero”, en Encore. Cuentos inspirados en el rock mexicano, 2015.
  • Dark Doll, 2014.
  • Ojos llenos de sombra, 2012.
  • El monstruo en el árbol, 2012.

Lorena Salcedo

Estudió una maestría en comunicación y terminó amando la literatura infantil, y no cualquiera, sino la que está llena de ilustraciones. Es glotona y siempre quiere pizza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *