skip to Main Content
Menú

Star Wars y la apuesta por la diversificación en Hollywood

rebels_screening-1536×864-816545501956

Lucasfilm entrega el Star Wars Fan Film Awards que se otorga al mejor cortometraje fanmade, basado en la saga. El premio estuvo suspendido por tres años.

Desde el momento en que se anunció que una de las sagas más famosas de la historia regresaría a la pantalla, una ola de expectativas, fans enloquecidos, y nuevos desprevenidos se preguntaban qué y cómo resultaría.

Después de más de 30 años del estreno de Star Wars, retitulada Star Wars: Episode IV – A New Hope(1977) y seis películas sin orden aparente y algo decepcionantes para muchos, el director J.J Abrams fue el elegido para la compleja tarea de revivir el furor de uno de los productos cinematográficos más importantes que han existido. El reto de Abrams no sólo estaba en hacerle justicia a la obra de George Lucas y regresar a una galaxia muy muy lejana para mantener a los fanboys contentos, sino en apelar a las nuevas generaciones y acercarlos a un universo que para muchos sigue teniendo un lugar privilegiado en sus vidas, ya sea en la convención anual de fans o en la colección de monitos perfectamente acomodados en un estante. 

No obstante el resurgimiento de la guerra espacial más famosa de la historia, el nacimiento de Star Wars: The Force Awakens no fue sorpresa para muchos, pues George Lucas ya había dicho antes que él tenía otros episodios pensados desde que escribió el outline de su historia. Sin embargo, después de la dura crítica que recibió su regreso a la pantalla grande a principios del 2000, con los Episodios I, II y III, Lucas hizo berrinche y anunció que no habría más Star Wars ni por él ni por nadie. Hasta que en 2012 Disney le ofreció un jugoso cheque para comprarle los derechos y como el meme de la Rana René: se le pasó. 

Es bien sabido que actualmente la industria cinematográfica de Hollywood está transformándose, ya sea por los altos precios en taquilla como por la incipiente tendencia a quedarse en casa con plataformas como Netflix; actos que tienen un impacto directo en los resultados de la taquilla internacional, mismos que sirven a Hollywood como indicadores del fracaso o éxito de una película.

Star Wars creator George Lucas (L) and director JJ Abrahms pose at the premiere of "Star Wars: The Force Awakens" in Hollywood, California December 14, 2015. REUTERS/Kevork Djansezian

(Foto: Reuters). George Lucas y J.J. Abrams en la premire de Star Wars: The Force Awakens en el TLC Chinese Theatre en Los Ángeles.

Estados Unidos, siendo un país de inmigrantes, siempre se ha caracterizado por ser políticamente (in)correctos a la hora de dirigirse a su población. En el cine hollywoodense, durante muchos años, los personajes protagónicos eran interpretados regularmente por hombres blancos preferiblemente de ojos claros y sonrisas cautivadoras, mientras que las mujeres eran relegadas a papeles secundarios con pocos diálogos y siempre en función del arco dramático del hombre. 

En ese sentido, la trilogía de Star Wars original –si no es que las seis películas de la saga– cumplían con el estereotipo. El protagonista, Luke Skywalker interpretado por Mark Hamill, era el niño bonito que descubría lo increíble que era ser un Jedi, mientras que Harrison Ford derretía a las adolescentes setenteras con su carisma en el papel de Han Solo, el macho alfa con corazón de oro que conquistó a la Princesa Leia (Carrie Fisher) quien cumplía con su papel de damisela en peligro disimulada con un toque de mujer fuerte e independiente. 

Actualmente las audiencias han cambiado y quieren verse representadas en pantalla: cada vez más se comprueba que lo que antes funcionaba ahora ya no. Basta con ver el éxito de la última ola de franquicias: Twilight (2008-2012), The Hunger Games (2012-2015), Divergent (2014-2017), y hasta Fifty Shades of Grey (2015-2018). Todas protagonizadas por mujeres.

Es por eso que la estrategia de la productora Kathleen Kennedy, a cargo de esta nueva etapa de la saga, está dirigida a la diversificación. Probablemente este tema no es algo que nosotros mexicanos tengamos tan presente, pero teniendo en cuenta que la taquilla gringa representa casi el 50% de las ganancias totales de una película a nivel global, definitivamente es un factor importante. Para aquellos que no están del todo familiarizados con el término “diversificación”, es lo que los gringos en Hollywood se refieren con incluir “minorías” –cada vez más mayorías– en los papeles protagónicos para apelar a ese público, como: latinos, afroamericanos, homosexuales, etc., y que finalmente se traduzca en una ganancia en taquilla. 

El mensaje de diversificación de Kathleen Kennedy fue claro al anunciar el elenco de Star Wars: The Force Awakens: el newcomer afroamericano John Boyega encabeza el elenco como Finn, un stormtrooper que aparentemente tiene una conexión con los Jedi pues es capaz de manipular una espada láser. La desconocida Daisy Ridley, quien físicamente hace eco de Carrie Fisher y Natalie Portman, dejando atrás el glamour de Padmé Amidala y los títulos nobiliarios para encarnar a Rey, una mujer independiente y fuerte en la que parece estará fincada la historia. También está el cada vez más reconocido actor guatemalteco Oscar Isaac, quien se une a la aventura como Poe Dameron, un piloto de la resistencia al mando de una icónica nave X-Wing.Y por último Adam Driver, quien se dio a conocer en la serie de HBO Girls y quien no es ni estereotípicamente guapo ni estereotípicamente carismático, pero responde al chico malo que todas aman o todos quisieran ser. 

Ellos cuatro representan el despertar de un nuevo episodio no sólo en la saga sino en la historia del cine, pues nunca antes se había puesto sobre los hombros de un afroamericano, una mujer, un latino y un feo el peso de una franquicia tan importante como lo es Star Wars; y más allá de la estrategia de venta de Kennedy, hay que agradecerle que finalmente le está apostando con TODO a establecer nuevas posibilidades más incluyentes en la pantalla grande.

disney-announces-star-wars-theme-parks-force-awakens-poster-rogue-one-cast-and-episode-ix-director-1108213-TwoByOne

El cast de Star Wars: The Force Awakens (de izquierda a derecha): Oscar Isaac, John Boyega, Lupita Nyong´o, Daisy Ridley, J.J. Abrams (director), Harrison Ford y Anthony Daniels.

Y por supuesto que esta apuesta no va sola, sino muy bien acompañada del factor nostalgia que tanto ha dado fruto en los últimos años. A este elenco de desconocidos y “desadaptados” se les une el elenco original. Ford, Hamill, y Fisher regresan a la franquicia que en su momento los catapultó a la fama, acompañados de personajes icónicos como R2-D2, C3-PO y Chewbacca para completar la fórmula de éxito. Es interesante que accidentalmente o no, la inclusión de Ford, Hamill, y Fisher va en la misma línea de diversificación, pues ahora entrarían en la categoría de “adultos mayores” apelando a otro estrato social asociado a la edad. Definitivamente Disney y Kennedy lo están haciendo muy bien, utilizando todas las herramientas a su favor para que este regreso sea todo un éxito. 2015 marca el regreso de Star Wars a la pantalla grande y el inicio de un universo expandido con historia alternas más allá del clan Skywalker, en las que también veremos a mujeres protagonistas y otras razas incluidas en el elenco.

La estrategia de diversificación en Hollywood lleva poco cocinándose y aún está por probar su efectividad. Hay ejemplos muy afortunados en el caso de las mujeres como los ya mencionados, pero la raza todavía sigue siendo un tema más delicado, pues al parecer el americano promedio, a pesar de tener un presidente afroamericano, todavía sigue prefiriendo, en algunos casos, a su héroe del mismo color que sus palomitas. Ya veremos si el Despertar de la Fuerza a fuerzas despierta el criterio de los espectadores o todavía falta mucho por hacer para consolidar estás nuevas representaciones sociales en el cine. 

PARA LEER MÁS

Israel León F.

Israel León Fájer .- D.F 1988 – Investigador artístico. Cineasta obsesionado con la escena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *