skip to Main Content
Menú

“The Legend of Zelda” es literatura, mitología y amor por la naturaleza

dondeestalink

¿Ya encontraron a Link?

La palabra “aventura” es sorpresivamente extensa. Cientos de imágenes y referencias vienen a la mente con esa simple palabra: vastos campos, una búsqueda del tesoro o algo similar.

Cuando asociamos este término con los videojuegos se vuelve un poco redundate; todos los videojuegos tienen, de alguna manera, elementos de aventura. Incluso el concepto es usado como género. Muchos vienen a la mente: Uncharted, King’s Quest, Pokémon… sin embargo, el juego que mejor abraza esta idea es la serie de The Legend Of Zelda.

Hablar de esta serie es hablar de 31 años de cultura. De la misma forma que la historia de Peter Pan o el trabajo de J. R. R. Tolkien crearon mundos para la literatura, la obra de Shigeru Miyamoto y Eiji Aonuma lograron lo mismo para los videojuegos. Desde el juego que empezó todo, The Legend Of Zelda de 1986, pasando por el clásico Ocarina of Time (1998), el mágico The Wind Waker (2002), el épico Twilight Princess (2006), hasta el más reciente Breath of the Wild (2017), todos han marcado generaciones y han ayudado a echar a volar la imaginación de cientos de fans y desarrolladores.

"The Legend of Zelda: Breath of the Wild" - Nintendo Switch Tráiler –

A diferencia de muchos realizadores japoneses de los ochenta, los cuales creaban juegos para experimentar con las limitantes de la tecnología, Miyamoto usó su infancia como principal fuente de inspiración. Tomando como punto de partida el sentimiento de aventura que le inspiraba recorrer su casa y los bosques de Kioto, para luego trasmitir dichos sentimientos en lo que se convertiría el primer juego de Zelda

miyamoto

Shigeru Miyamoto (Kioto, 1952), su nombre significa: origen del exuberante palacio.

A diferencia de muchos realizadores japoneses de los ochenta, los cuales creaban juegos para experimentar con las limitantes de la tecnología, Miyamoto usó su infancia como principal fuente de inspiración. Tomando como punto de partida el sentimiento de aventura que le inspiraba recorrer su casa y los bosques de Kioto, para luego trasmitir dichos sentimientos en lo que se convertiría el primer juego de Zelda

Parece obvio admitir que The Legend of Zelda es un juego que se inspiró en la época medieval europea y en la literatura de la imaginación de escritores como J. R. R. Tolkien o C. S. Lewis. Pero no es así, bueno, no en su totalidad. A lo largo de 19 juegos, se puede observar una amalgama de diferentes culturas, corrientes artísticas e ideologías que abarcan los cuentos de hadas, la fantasía y la épica. Claro, a simple vista Zelda está lleno de castillos, gente con rasgos élficos, espadas, magia y hadas. Sin embargo, también es una historia del bien contra mal, una que puede contarse de diferentes maneras.

zeldagiff

La gran mayoría de nosotros estamos familiarizados con Disney. Nadie puede escapar de sus películas; ni siquiera Miyamoto, quien visitó Disneylandia durante su infancia y quedó tan impactado que muchas personas creen que la cultura de los Kokiri en Ocarina of Time está basada en Peter Pan. Miyamoto le reveló al sitio francés Gamekult que Takashi Tezuka –diseñador de juegos como Super Mario Bros. y The Legend of Zelda creó a Link con la obra de Disney en mente. Es difícil no ver las similitudes entre ambos trabajos: ropa verde, una hada como compañera,  niños que no crecen. Vamos, ¡no puede ser una coincidencia!

petlink

Saquen sus conclusiones…

CONTINÚA ABAJO…

ZELDA A FONDO Y SUS REFERENCIAS

La serie en general está construida de una forma que sigue casi al pie de la letra el “Viaje del Héroe” presentado por Joseph Campbell en su libro El Héroe de las mil caras escrito en 1949. Los doce pasos que propone el libro son seguidos casi al pie de la letra por varios títulos, principalmente los de consolas caseras. Los ejemplos más claros son Twilight Princess y Skyward Sword, los cuales están estructurados de cierta forma para apegarse a los pasos de Campbell y se asemejan a novelas como la Odisea de Homero.

En ambos juegos, el héroe es forzado a salir del entorno que conoce y aventurarse en lo desconocido para rescatar a la persona que atesora. A pesar de que el objetivo tiene que ser, por motivos lúdicos, destruir al mal, recuperar a la chica y salvar al reino –desde un punto de vista más simple es regresar a su hogar–. Ya sea Ordon o Skyloft, Link añora regresar a su vida simple junto a Ilia o Zelda. Conoce mentores. Se enfrenta a su muerte. Supera retos. Renace.

siguiente

En Skyward Sword, el pueblo de Skyloft está construido de una forma similar a Hobbiton de The Lord of the Rings, con casas tipo madrigueras. El calabozo Stone Tower Temple de Majora’s Mask es una referencia a la Torre de Babel. Al igual que en la biblia, la inundación de The Wind Waker y Phantom Hourglass es causada por las Diosas para limpiar el mal de Hyrule. Jovani de Twilight Princess es el Rey Midas; Kakariko Village toma inspiración del salvaje oeste. La cultura de los Gerudos tiene influencias del Medio Oriente. La raza de los Rito en The Wind Waker es asociada con los pueblos de los Andes por su forma de vestir, la música con un énfasis en la flauta y el hecho de que viven en las montañas.

"The Legend of Zelda: The Wind Waker" - Nintendo Wii U Tráiler –

Pese a todas estas referencias de la cultura occidental, The Legend of Zelda ha sido influenciado por un elemento en particular que casi nadie toma en cuenta, especialmente fuera de Japón. El shintoismo se puede traducir como “el camino de los dioses”, o bien, Kami, que se define como “espíritus”, “esencias” o “deidades”, y es parte del folklore japonés asociado con la religión en donde se busca proteger la naturaleza. Shigeru Miyamoto nació en la ciudad de Sonobe, en Kioto y creció en un hogar shintoísta. 

Al igual que su contraparte en la animación, Hayao Miyazaki, el trabajo de Miyamoto se concentró en promover el espíritu de la naturaleza. Muchos de las entidades místicas presentes en la serie son animales o árboles. Ejemplos hay muchos: si han jugado alguna entrega de la serie, sabrán que las Diosas -Din, Nayru y Farore- y el mito de creación de Hyrule han jugado un papel importante desde A Link to the Past. The Great Deku Tree es el protector de los bosques y de los Kokiri en Ocarina of Time y en The Wind Waker. Los océanos normalmente están a cargo de ballenas, como lo son Lord Jabu Jabu y Yabu. Los vientos son vigilados por las ranas Cyclos y Valu. 

shinto

La ideología shinto surge como respuesta a la rápida industrialización que tenía Japón a finales del siglo XIX y principios del XX, en donde se borraron del mapa bosques y montañas, y es un mensaje que también se puede encontrar en Princess Mononoke de Miyazaki. De esta forma, mucho del mal presentado como la destrucción del mundo es similar a lo que personajes como Ganondorf o Demise desean de Hyrule.

Shinto no es exclusivo de Zelda; existen más juegos que usan en mayor medida el folklor japonés, como Okami o Toukiden. Sin embargo, estas temáticas aparecen de manera casi imperceptible y sutilen Zelda.

princessmono

La princesa Mononoke (1997).

Gracias a que The Legend of Zelda es una serie con tantos elementos de diferentes culturas, es fácil para nosotros poder relacionarnos con su historia. Claro, aunque el Shinto es exclusivamente japonés, esta ideología no es única del país nipón. Asimismo, shinto puede ser la estructura que rodea a Zelda, pero los elementos pequeños son los que forman el cuerpo completo de la serie. Las influencias que ha recibido de varias tradiciones shintoístas están lejos de ser monolíticas, y es solo uno de los tantos instrumentos en la sinfonía de fondo para cada juego de la serie Zelda.

intelligent

PARA VER MÁS

How the inventor of Mario designs a game –Vox–

Sebastián Quiroz Navarro

Gamer de corazón, reseñador y hipster wannabe y amante de la cultura geek. Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *