skip to Main Content
Menú

The Witcher está infestado de monstruos europeos

The_Witcher_3_Wild_Hunt_Witcher_Vesemir_fighting_monsters

The Witcher es el ambicioso proyecto de CD Projekt Red que, además de ser todo un emblema del folclore eslavo, es también un juego estúpidamente bien hecho.

La mayoría de las criaturas monstruosas que protagonizan los escenarios de The Witcher sobrevivieron de generación en generación gracias a los cuentos y cánticos de las zonas de antiguos pueblos eslavos.

Si alguna vez jugaron Pokémon, Okami o Star Fox, notarán que se inspiran enormemente en la cultura japonesa. Fábulas sobre mujeres que comen gente con su cabello o mitos sobre la creación del universo son parte esencial para la creación de algunos de los monstruos de bolsillo. Viejas historias japonesas de guerreros y su valor dan vida al mundo de Okami. Locaciones como el santuario de Fushimi Inari-taisha, con su arquitectura y estatuas de zorros inspiraron el diseño de niveles y personajes de la serie Star Fox.

Pero eso ya lo saben, la cultura japonesa está en todas partes. Muchos juegos nipones toman inspiración de su folclore, a diferencia de la perspectiva americana, la cual utiliza principalmente la ciencia ficción o periodos históricos para crear sus mundos. No hay nada malo con eso. Sin embargo, podemos llegar a enfrascarnos en la monotonía de experimentar casi siempre las mismas culturas y las mismas narrativas que las acompañan.

91f5a45170229df5d97941b0499a7cd3c735c397

El catálogo de bestias en The Witcher 3: Wild Hunt es harto amplio. En esta imagen, un majestuoso Fiend se quiere comer a Geralt.

Habría que experimentar. ¿Qué tal Europa? A decir verdad, la cultura europea está bien representada en este medio, y especialmente por una saga en particular. The Witcher es una serie de fantasía creada por el escritor polaco Andrzej Sapkowski, la cual se expande a libros, videojuegos, novelas gráficas, películas y series de televisión. Y aunque los libros y películas son una buena forma de conocer la historia del cazador de monstruos, la mejor forma de experimentar gran parte de la cultura europea y ser un Witcher es con los videojuegos hechos por el estudio polaco CD Projekt Red: The Witcher (2007) The Witcher 2: Assassians of Kings (2011) y The Witcher 3: Wild Hunt (2015).

La mayoría de las criaturas monstruosas que protagonizan los escenarios de este singular universo ficticio sobrevivieron de generación en generación gracias a los cuentos y cánticos que se practican en las zonas de antiguos pueblos eslavos. Quizá pueda parecer una tradición endeble y complicada, debido a que no existe documentación escrita de su creación o mitología, a diferencia de la mitología griega o egipcia.

The_Witcher_3_Wild_Hunt_Geralt_shooting_his_crossbow-Copy

También hay animales “normales” en The Witcher 3. Es mejor que, en lugar de huir, ataques a los osos si no quieres acabar como Leonardo Di Caprio en The Revenant.

Osos, perros salvajes y lobos son las criaturas más fáciles de encontrar en los hostiles escenarios de The Witcher. Basiliscos y Wyverns son los dragones a perseguir. Arpías y grifos aterrorizarán los cielos de las planicies. Gigantes arácnidos evitarán que explores cuevas. Los trolls y sus mutaciones, dominarán las montañas. Y los espectros harán que los cuentos antiguos adquieran nuevo significado del terror.

Todos conocen a los vampiros o dragones, criaturas que han sido representados en cientos de películas y libros. The Witcher no solo nos enseña que estos terrores se originaron en Europa del este y del norte, sino que ofrece su propia interpretación de los clásicos. Por ejemplo: los strzyga son seres que nacieron con dos corazones, dos almas y dos dentaduras que actúan como vampiros.

thewitcherfolklore02

Una sensual alp se quiere chupar a Geralt. La palabra nightmare, pesadilla en inglés, quiere decir “súcubo de la noche”, una criatura de raíces eslavas.

Las alp son mujeres vampiro que chupan la sangre de los pezones de los hombres y niños pequeños. Buscan atormentar a sus víctimas durante la noche. Cuando atacan, se sientan en los pechos de la personas, ganando peso con cada momento hasta que la víctima despierta pero es incapaz de moverse. En Alemania son conocidos como “Alptraum” o “elfo del sueño” que significa pesadilla. Se encuentran en ruinas, casas abandonas y cementerios.

En Rusia, Polonia y Serbia, estas mismas criaturas son conocidas como “Moras” o “Maras”. Son las principales responsables de la tristemente célebre parálisis del sueño y de las pesadillas. Hijas de brujas concabello blanco persiguen a sus presas. Se dice que cuando la Mora prueba la sangre de un hombre se infatúa, y no se aleja de él hasta el momento de partir a una tierra celestial.

Los bosques del este de Europa tienen su propia versión del Espíritu del Bosque de Princess Mononoke (Hayao Miyazaki, 1997), llamado Leshii. La función de este tipo de criaturas es proteger a los animales y plantas de los bosques. A diferencia de la representación de Miyazaki, este espíritu es más humanoide y tiene características de su contraparte japonesa, como la piel, cuernos, el pelaje y las patas. Más que causar daño a los humanos, los leshiis hacen travesuras y se divierten con sus vecinos.

leshy

Un Leshy, según la representación artística de Jakub Červenka

Una de las criaturas más icónicas de la tercera entrega de The Witcher son los Wild Hunt, elfos fantasmas que se dedican a cazar cualquier cosa. La única diferencia entre el folclore europeo y el juego es la apariencia. En The Witcher III usan armaduras pesadas e intimidantes semejantes a las del Witch King de Tolkien, mientras que en las leyendas no se presentan con un gran armamento.

Dragones. ¿Quién no ama a los dragones? Bueno, a diferencia de Smaug, los Zmeys son criaturas que, además de ser dragones, pueden tomar la forma de hombres jóvenes y hermosos, con tal de secuestrar a mujeres. Atacan pueblos y amenazan con envenenar los ríos o secarlos. Al igual que en otros tantos cuentos, son enfrentados y derrotados por caballeros, con la diferencia de que se necesita de un día en específico para lograrlo, ya sea la víspera de San Juan o durante la semana después del quincuagésimo día de pascua.

Si no es contra los hombres, los Zmeys normalmente se enfrentan contra sus contrapartes hembras, las Lamia. Lagartijas gigantes, con dentadura y garras afiladas y cara de perro. Si conocen a la Hidra, conocen a Lamia, debido a que esta también puede tener de tres a nueve cabezas. Habita en el fondo de lagos o bosques vacíos. De igual forma que su enemigo, somete a los pueblos a sacrifico, con las mismas consecuencias en caso de no realizarlas.

2013-02-20_00059

Uno de los majestuosos dragones de The Witcher 2 en acción

Sin embargo, no todas las criaturas son destructivas para los eslavos. Los Domovoi son los emisarios de una antigua religión, también conocidos como “Abuelo” o “Maestro”. ¿Alguna vez has sentido pasos en tu casa? ¿Qué tal la sensación de que alguien toca tu cara mientras duermes? Tal vez tengas un Domovoi en tu hogar. Encargados de proteger el recinto en donde habitan, se involucran en peleas con sus vecinos y son peligrosos el 30 de julio, debido a que cambian de piel. Piensen en elfos domésticos, como Dobby. Solamente que estos adquieren la forma de sus dueños.

Aunque en The Witcher las criaturas son representadas de una manera que hace justicia a la tradición polaca, hay un elemento que varía cuando se pasa de libro a videojuego: el comportamiento. Como jugadores necesitamos enemigos, criaturas a las cuales vencer y convertirnos en héroes. No obstante, muchos seres son algo pacíficos, o al menos no les interesa lo que sucede a su alrededor. El Leshii es un buen ejemplo. Sin embargo, aún conservan varias características, como secuestrar niños o atacar a la gente perdida en el bosque.

the-witcher-3-2

Quizá lo más espantoso de The Witcher sea, después de todo, la guerra, pestilencia y ambición que existen en los Reinos del Norte

Si hay algo que podemos tener en común con estos seres, cuyos orígenes se remontan a cientos de años y diferentes regiones, es que muchos son humanos de alguna forma u otra. Porque al final del día, los verdaderos demonios no son los que habitan en los bosques o caminos abandonados a mitad de la noche, sino, nosotros. En The Witcher, muchos de los enemigos son seres humanos que crean conflictos y rumores para poder lograr sus objetivos. Los bandidos de esas épocas quemaban pueblos, secuestraban niños y mujeres, y con el paso del tiempo surgieron historias que explicaban estos acontecimientos. Porque, recuerden, no hay documentos sobre la mitología, solo cánticos.

Obama visitó Polonia en 2011. En su reunión con el primer ministro Donald Tusk, le regalaron la edición de colección de The Witcher II: Assassins of Kings. Las aventuras del cazador de animales europeo más famoso no sólo es una saga multimedia, sino que se convirtió en la carta de presentación de un país. Porque al final del día, todas las culturas necesitan un The Witcher; libros, películas, serie y videojuegos que hablen de los aztecas, incas o vikingos que expandan las culturas, mitos, dioses, criaturas y tradiciones a nuevos lugares. Las bases existen, lo único que falta es el medio.

 

PARA LEER MÁS

Sebastián Quiroz Navarro

Gamer de corazón, reseñador y hipster wannabe y amante de la cultura geek. Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UNAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *